Recuerdo este aire, el olor del mar, esa mujer que levanta la persiana del bar. Cada paso me recuerda ese sucio gris que mis pies pisan casi en el mismo punto.

expreso del sur alzheimer-1No puedo encontrar mi camino a casa. Es tan difícil localizar sus fronteras que no sé dónde empieza la mía y terminan las de los demás.

Muchos hogares tuve antes, allí dejé mi esencia y recibí la de los que compartieron su espacio conmigo. Tenía tantas casas como lugares donde respiré, todas me eran familiares famiarrsi y ahora no encuentro la mía.

El decorado de la película de mi vida cambia constantemente, los actores principales envejecen a mi lado mientras los secundarios se dan el relevo protagonizando escenas memorables que permanecerán como una gota de agua más del océano de la vida. Cada gota cuenta, y son las más amargas y dulces las que dan sabor a la mezcla.

No puedo encontrar el camino a casa, mi mente se nubla y comienzan a desaparecer todos los recuerdos que una vez me hicieron hombre. Digo adiós a mi esencia, a mi hogar, a mi gente, a todo lo que un día me hizo reír de alegría o llorar de pena. No siento, las caras se me confunden y no reconozco a nada ni nadie. Cualquier humano es una amenaza a mi cuerpo marchito y quienes se mantienen a mi lado muestran la mayor de las penas.

Mi ser se diluye entre quienes compartieron la vida conmigo, guardando mi levedad codificada en las generaciones futuras hasta el inevitable olvido que el tiempo provoca.

I can´t find my way home

I remember this air, the smell of the sea, that the blind woman raising her bar. Each step reminds me that dirty gray tread my feet almost in the same spot.

I can´t find my way home, it´s so difficult to locate their borders do not know where mine begins and ends it from others.

Many houses had before I left them my essence and received from those who shared their space with me. I had so many homes as places where breath, and now I can´t find mine.

The set of the movie of my life is constantly changing, the main players age beside me as the relay side are given starring memorable scenes that will remain a drop of water from the ocean of life. Every drop counts, and are the most bitter and sweet that give flavor to the mix.

I can´t find the way home, my mind is clouded and begin to disappear all the memories that once made me a man. I say goodbye to my essence, my home, my people, to all that one day made me laugh with joy or sorrow mourn. No sorry, I confused faces and I do not recognize anyone or anything. Any human is a threat to my withering body and who remain at my side show the greatest of penalties.

My being diluted among those who shared life with me, keeping my levity encoded in future generations until the inevitable oblivion that time causes.

PABLO CAMBRONERO

Licenciado en Derecho que trabaja en el ámbito policial. Mi afición desde los siete años es escribir sobre cualquier tema que me ronde. Colaborador de Expreso del Sur.