La línea que distingue el triunfo del fracaso se dibuja en muchas facetas de la vida con la esencia de las personas que apartas o incluso pisas para llegar a optar a probar, aun por un breve espacio de tiempo, las caducas mieles del éxito.

A la hora de subir y bajar peldaños entra en juego la interdependencia, conocido entre los amigos como “interés mutuo”. El tan conocido como ocultado interés mutuo llega a ser la única “ley motiv” de las relaciones que se establecen entre las personas que integran cualquier grupo social entre iguales. No osaré a entrar a valorar moralmente la conveniencia o no de este hecho, pues poco sentido tendría, ya que en lo general no existe relación entre humanos ajena a los intereses.

expreso del sur montaña rusaExisten auténticos profesionales de la gestión de los peldaños de las escaleras hacia el éxito. Aquellos que tienen la capacidad de otorgar la cantidad justa de éxito que necesitan algunas personas para no aspirar a escalones superiores donde otros se sitúan cómodamente. Para que haya líderes, es imprescindible que haya esbirros, pero igual de imprescindibles son los gestores de roles, pues en la mayoría de las ocasiones son razones ajenas al merecimiento personal lo que sitúa a unos y otros en el sitio que ocupan.

La vida es una montaña rusa, te hace muy consciente de la lenta subida, pero te sorprende con una vertiginosa caída al vacío.

PABLO CAMBRONERO

Licenciado en Derecho que trabaja en el ámbito policial. Mi afición desde los siete años es escribir sobre cualquier tema que me ronde. Colaborador de Expreso del Sur.