Quizás sea la Democracia el sistema de gobierno más relacionado con las matemáticas. La representación de los ciudadanos se atribuye vía numérica a través de porcentajes de representación y cualquier decisión se toma por estrictos e inamovibles cálculos matemáticos porcentuales.

Es precisamente una de estas fórmulas matemáticas la que pone en evidencia la imposibilidad material de instar una moción de censura con la mayoría necesaria para poner nervioso a Rajoy. Por eso son proyectos no de ley, mociones y otras figuras jurídicas reglamentarias menores las que ponen en evidencia que el PP gobierna total y absolutamente sólo.

El Congreso de los Diputados reprueba moralmente al ministro de Justicia por supuestamente entorpecer la acción de la justicia en los múltiples y complejos asuntos que acorralan a todos los dirigentes antiguos, presentes y futuros del Partido Popular. A la salida del hemiciclo el Ministro, con toda la tranquilidad del mundo, habló de lo poco que le importaba lo allí sucedido y admitió que mientras Rajoy confiara en él, se consideraba legitimado para seguir en el cargo. Ya puestos hagamos cuentas:

Rajoy representa unos 7,9 millones de votos, el resto de partidos personifican unos 15 millones aproximadamente. Se ve que Catalá es de letras, pues poco le importa la opinión mayoritaria de la voluntad democrática de los ciudadanos que le piden por ese medio responsabilizarse de las informaciones que le sitúan como palo en la rueda del Ministerio que dirige.

Mientras esto sucedía, Cifuentes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, más conocida como el mirlo blanco pepero, resultaba aludida por la UCO en asuntos relacionados con la púnica, aunque en este caso, casi inmediatamente ya hubo quien le lanzó un capote judicial.

Es difícil no comparar el sentido del deber y la responsabilidad de nuestros políticos con la de dirigentes  extranjeros, que al más mínimo atisbo de duda, dimiten de sus cargos para limpiar su nombre. Comparar es odioso.

PABLO CAMBRONERO

Licenciado en Derecho que trabaja en el ámbito policial. Mi afición desde los siete años es escribir sobre cualquier tema que me ronde. Colaborador de Expreso del Sur.