Ya comenzada la desbandada general hacia las playas gaditanas y onubenses surge de nuevo la típica preocupación por las viviendas que dejan vacías los del interior hispalense.

expreso del sur foto redes

Una de las habituales fotos que se publican en redes sociales durante las vacaciones.

Para los delincuentes nuevas formas de identificar objetivos se abren camino. A las ya tradicionales llamadas a porteros automáticos, revisiones de los buzones y visionado exterior de persianas y luces, se suman nuevos instrumentos que hacen aún más sencillo saber si estamos en casa o no y el tiempo que nos ausentaremos.

Un rápido visionado de las redes muestran esas magníficas fotos de puestas de sol que llevan impresa la información precisa de tiempo y de lugar como para conocer todos y cada uno de los detalles de nuestra ausencia. Una preciosa puesta de sol con nuestras piernas y el mar de fondo en cualquier red social tiene su valor medido en los “Me gustas” o “corazoncitos” de quienes nos muestran su aprobación, pero aún más valor tiene saber para los dueños de lo ajeno qué casa y por cuánto tiempo va a estar vacía y presta para su entrada triunfal.

Las ansias de publicar los detalles de nuestra vida y hacer depender nuestra felicidad de obtener cualquier interacción, nos conducen a una situación de dependencia en la que obviamos cualquier precaución sean los que sean los peligros a los que nos exponemos.

Antes de darle al botoncito de publicar, no estaría de más pararse a pensar qué información da la red social y a quién se dirige, si no pueden controlarlo, mejor disfruten de la puesta de sol con sus propios ojos.