En el basto campo de las ocurrencias podemitas hoy se genera un nuevo asunto que ya tiene trámite parlamentario en Andalucía.

Desde la “República Demagógica Podemita”, los parlamentarios autonómicos del grupo morado presentan una Proposición No de Ley para reforzar las ayudas a ciudadanos andaluces en el extranjero que, por cualquier causa (incluso por su propia desidia o estupidez), sufran una situación “de necesidad”.

Pero no queda ahí el buen samaritanismo de los de Iglesias. Por si fuera poco, además compelen al Gobierno central a trasladar rápidamente a todos los presos andaluces a nuestra comunidad, obviando así cualquier normativa internacional al respecto. Lo que viene siendo un acercamiento de presos a Andalucía.

Muchos años llevamos sufriendo esta cantinela reivindicativa por parte de los proetarras, ahora en Andalucía parece que esta idea ha calado hondo en unos parlamentarios que, desde su ideología sospechosamente afín a la nacionalista abertzale, esputan estas políticas a sabiendas de su evidente imposibilidad material de realización. Evidentemente nadie en política da puntada sin hilo, ello me invita a pensar que existe un sector social afín a la delincuencia que demanda estas políticas a cambio de votos.

¿Ustedes estarían dispuestos a pagar con sus impuestos los desmanes de los andaluces que se arruinen en el extranjero con independencia de los motivos? ¿Pagarían del bolsillo de todos el traslado de los delincuentes andaluces condenados en el extranjero a pesar de su ilegalidad? Pues eso es lo que pretenden los de Podemos en Andalucía, ni más, ni menos.