Después de las elecciones celebradas el 20 de diciembre, el miércoles se constituyeron las Cortes Generales y me atrevo a decir que el debate sobre la elección de Patxi López como Presidente del Congreso pasó a un tercer plano.

gomez de la serna

Gómez de la Serna, el miércoles en el Congreso. FOTO: www.lavozdegalicia.es

Y es que Podemos, sabedor de que los medios mandan en la política y que lo que vende es el sensacionalismo y amarillismo, hicieron su actuación ante las cámaras del Congreso y ante las cámaras de las diferentes televisiones, queriendo trasladar a la ciudadanía que las mujeres tienen que conciliar su vida familiar con el trabajo. No fueron los primeros ni serán los últimos, lo novedoso hubiese sido que un hombre hubiese llevado a su criatura.

Este hecho hizo que Gómez de la Serna, diputado por el PP y acusado de corrupción, pasara desapercibido en una cuarta fila de la bancada popular, casi avergonzado tomó su acta de diputado.

Así, Podemos conocía que los medios se iban a centrar en la imagen de la diputada Carolina Bescansa con su hijo, son conscientes que un pecho de una diputada dando de mamar a su hijo siempre va a ser más mediático que un corrupto escondido, los españoles hemos crecido con la Interviú escondida debajo de la cama mientras veíamos los canales de Mediaset. Ahora bien, quieren titulares de los medios pero deben aceptar tanto los elogios como las críticas.

Otra de las anécdotas reseñables de este primer día parlamentario, fue que el grupo de ERC se quedó sin sillones en el Parlamento para poder sentarse, una vez conseguido el sillón en Cataluña. Llamémoslo ironías de la vida.

Por último, me gustaría recordar que los médicos recomiendan una socialización primaria donde no te haga llorar Mariano Rajoy y donde la oratoria, el debate y el buen uso de lo público primen a los discursos partidistas aprendidos y a las tramas corruptas. De esta forma, los niños crecerán aprendiendo valores democráticos y desechando la basura periodística implantada en nuestras vidas.