Como cada año por estas fechas una sensación especial se adueña de mí. Es como una ilusión renacida de lo más profundo de mi infancia situada de un pequeño pueblo de la Manchuela conquense.

Plaza de Villagar

Este año es igual pero diferente. Siempre fui como niño, a pesar de mis casi cuatro décadas de vida, y este año voy como padre. Ni puedo ni quiero privar a mi hija del inmenso placer y las increíbles sensaciones de disfrutar del ambiente y emociones que generan más de mil personas con lazos de sangre celebrando en común.

Acostumbrado a caminar por las calles de Sevilla sin que haya interacción humana alguna, la primera salida a las calles de Villagarcía después del largo viaje te deja una sensación de familiaridad única. Todo está donde debe, donde hace treinta años estaba. Incluso la cutre pintada de adolescencia con tu nombre continúa donde la dejaste décadas atrás. Los acostumbrados paseos sevillanos de una hora en Villagarcía te empujan a salir al campo, a ese maravilloso entorno que en esta época se asemeja a un inmenso jardín de viñas en maduración. Pero hay poco tiempo para paseos, la agenda de las fiestas es apretada: competiciones deportivas (subidas de nivel desde la apertura del gimnasio), juegos populares, infantiles, de la tercera edad, de la mujer y las míticas verbenas nocturnas.

Casi de inmediato, además de a tu familia, recuperas las amistades de infancia, que parecen no haber cambiado a pesar de que los años pasan para bien y desgraciadamente para mal. Pero la actitud, las ganas y las sensaciones son las mismas. La primera quedada después de meses sin ver a tu gente suele conceder cinco minutos para una puesta al día rápida e inmediatamente después comenzamos a ser lo que siempre fuimos. Los roles de nuestra lejana cotidianidad desaparecen para convertirnos en lo que siempre fuimos: gilgotes orgullosos de pasear nuestra esencia por el mundo…

Felices fiestas paisanos.

PABLO CAMBRONERO

Licenciado en Derecho que trabaja en el ámbito policial. Mi afición desde los siete años es escribir sobre cualquier tema que me ronde. Colaborador de Expreso del Sur.