El fotógrafo húngaro Brassaï solía decir que “la noche sugiere, no enseña”. Bien podría servir esta cita como lema para la Noche en Blanco que el colectivo ‘Sevilla se mueve’ promueve para mañana viernes en la capital andaluza. La cultura vista con nocturnidad, con más de un centenar de propuestas simultáneas para demostrar que la noche, también se hizo para disfrutar de la cultura.  

noche-en-blanco-2015Con la colaboración de la iniciativa privada y las administraciones públicas, la Noche en Blanco se presenta como una propuesta original para ver de cerca la cultura sevillana. Rutas urbanas, museos y monumentos que abren sus puertas en horarios especiales, conciertos, exposiciones, tertulias, representaciones de microteatro, muestras científicas… dan vida a una de las noches sevillanas más sugerentes del año.

En su cuarta edición, la organización se ha propuesto superar, o por lo menos igualar, los 50.000 participantes del año pasado. Y para ello propone una oferta donde tienen cabida el Archivo de Indias, el Museo de la Ciencia, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Pabellón de la Navegación, la sala Iniciarte, la Fundación Tres Culturas, el Centro de Documentación de Artes Escénicas, el Museo Mudéjar, el Antiquarium, el Palacio de los Marqueses de la Algaba o el Museo de la Inquisición del Castillo de San Jorge, entre otros edificios históricos y culturales.

Con todo, el protagonismo en la Noche en Blanco 2015 lo acapara en la zona centro la Catedral de Sevilla, que por primera vez se suma a esta iniciativa como otro espacio significativo de la ciudad que tendrá un horario especial. La Catedral estará abierta de forma ininterrumpida desde las 20.00 horas y hasta la 02.00 horas (cierra de puertas una hora antes), y los visitantes podrán conocer en detalle la Giralda, el Patio de los Naranjos, el propio templo catedralicio, Capilla Real, el Museo de Pintura y el Tesoro. El acceso se realizará por su entrada habitual, la Puerta del Príncipe, frente al Archivo de Indias, y la salida por la Puerta del Perdón, en la calle Alemanes.