En la antesala de la Feria del Valle, cita ineludible en la agenda festival en la recta final del verano cordobés, Lucena recibe septiembre con sones flamencos, al compás de unas Jornadas de Arte Flamenco que celebran su primera década de programación uniendo en un mismo cartel a Dani Morón, Rancapino chico y Planeta Jondo.

Dani Morón, durante una actuación

El guitarrista sevillano será el encargado de levantar el telón con un concierto en el Palacio Erisana (mañana jueves, 31 de agosto). Viaja mimado por su tercer disco, titulado 21, donde se ha rodeado de los nombres más importantes del cante del este siglo para abrir la frontera de su sonanta a una etapa en la que la técnica, la armonía y las afinaciones ocupan un papel tan importante como el tradicional toque a cuerda pelá y el abundante uso del pulgar sobre las graves en el que se educó siendo un niño.

Fue ese pueblo de fuerte tradición guitarrística y flamenca donde se crió. En Morón pronto aprendió a ver en la guitarra una fiel compañera de viajes, primero hasta la Academia de Matilde Coral en Sevilla en una etapa en la que compaginará el acompañamiento al cante, con el acompañamiento al baile y la composición y la guitarra de concierto.

Visitará concursos como el de Hospitalet –en Barcelona- Calasparra y la Unión –en Murcia- y el de la Federación de Peñas o el de la Bienal de Flamenco –en Sevilla- siendo finalista en todos ellos y obteniendo varios primeros premios. Experiencia que la abrirá la puerta de las grandes compañías de baile como la de Antonio Canales, Javier Latorre, Manuela Carrasco, entre otras. Sin embargo, el espaldarazo definitivo le llega al ser solicitado por el maestro Paco de Lucía para que lo acompañe como segunda guitarra en la gira del disco Cositas Buenas, experiencia que le abrirá una nueva dimensión y lo catapultará a la primera línea de la guitarra flamenca.

Graba su primer disco en solitario bajo el título de Cambio de Sentido por el que recibiría el Premio Flamenco Hoy de la crítica al Mejor disco de guitarra solista. Y en la XVII Bienal de Sevilla recibirá los Giraldillos a la Mejor guitarra de concierto y al Mejor espectáculo. Además de todo ello ha compartido experiencias en proyectos musicalmente eclécticos con músicos como: Dave Liebmann, Aaron Diel, Gerardo Núñez, Diego del Morao, Alfredo Lagos o Concha Buika, con los que se ha introducido en los circuitos internacionales del Jazz y la World Music.

Dos de los componentes de Planeta Jondo

Tras Dani Morón, el testigo en Lucena lo recoge Planeta Jondo, espectáculo que nace de la inquietud sonora de seis jóvenes músicos onubenses, plasmando en un inclasificable proyecto el diálogo constante entre el Flamenco tradicional y otras culturas musicales, abriendo un camino experimental de nuevas sonoridades. Flamenco en origen que se enriquece por la experiencia de sus componentes en distintas disciplinas musicales, lo que da lugar a un fondo musical de creación propia que resulta diferente, novedoso y rico en matices inspirados en las músicas de raíz como la música argentina, la música cubana, el jazz o la electrónica. Los músicos onubenses ofrecerán su música en Lucena desde la plaza Nueva el viernes 1 de septiembre.

Al día siguiente, la cita flamenca de Lucena saluda a Rancapino Chico (también desde la plaza Nueva) en un recital inspirado por los cantos y sones de una herencia familiar imposible de esconder en la garganta de este joven cantaor gaditano. Gaditano de Chiclana, que acaba de rebasar la mayoría de edad con el sello imborrable de Alonso Núñez ‘Rancapino’, su padre.

Se acabará así la primera parte de unas jornadas que además reservan espacio para la exposición Inolvidables (Biblioteca Municipal, hasta el 30 de septiembre), compuesta a base de retratos de artistas que ya no se encuentran entre nosotros, como Antonio de Mairena, la Niña de la Puebla, etc, fotografiados por la cámara de Paco Sánchez a lo largo de las últimas décadas.

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.