La lluvia no pudo con él hace unos días en Puente Genil y su visita a Málaga, tres días en el Teatro Cervantes a partir de mañana, predice un nuevo paso exitoso por Andalucía de Miguel Poveda. Sus Sonetos y poemas para la libertad están a punto de agotar las entradas. Para julio, el de Badalona anuncia concierto en Granada tras su viaje a Israel.

miguel poveda

Miguel Poveda, en una imagen de su último disco.

En la gira Sonetos y poemas para la libertad, Poveda pone una vez más en juego a la literatura, y lo hace a través del soneto, una de las formas poéticas más adecuada para la expresión del sentimiento amoroso, aunque esta veta lírica estará escoltada por su duende flamenco y su querencia por la copla. “En estos conciertos se me puede ver –ha certificado en una reciente entrevista- en todos los registros. Empiezo con los sonetos, pero siempre está el Poveda cantaor; eso no lo dejo nunca”. En esa parte que da título a la gira y a su más reciente disco, el artista catalán transita, versiona y se acomoda en textos de Quevedo, García Lorca, Borges o Neruda, una cosecha que tiene mucho que ver con la sensibilidad del artista, la reflexión sobre el destino y el reconocimiento a los grandes de las letras y de la música.

Joan Albert Amargós vuelve a ser su director musical y pianista en Sonetos y poemas para la libertad. Igualmente, el apoyo musical de la apreciada voz de Miguel Poveda viene a cargo de sus acompañantes de siempre: la guitarra de Chicuelo, la batería de Antonio Coronel, las percusiones de Paquito González y las palmas de Londro y Carlos Grilo, con el añadido respecto a los conciertos de febrero de 2015 de los teclados de Xavier Capellas. Además de la visita del año pasado, Poveda también obtuvo un redondo éxito de público y crítica en su anterior paso por el Cervantes, un soberbio recital que ofreció en el verano de 2010 con todas las localidades ocupadas.

Lope de Vega, Quevedo, el poeta antequerano Muñoz Rojas, Rafael de León, García Lorca, Borges, Miguel Hernández, Gil de Biedma, Neruda, Joaquín Sabina o Aute son algunos de los autores sobre los que canta Poveda en Sonetos y poemas para la libertad, disco que se publicó el año pasado. El repertorio lo preparó desde hace casi cinco años con bocetos que le iba enviando Pedro Guerra cuando él estaba grabando ArteSano. Muchos de los poemas, ha explicado el cantaor, fueron fogueándose en directo en los últimos años, en un proceso “cocinado a fuego lento”. De hecho, versos como los del poema de Gil de Biedma ‘No volveré a ser joven’; ‘El poeta pide a su amor que le escriba’, de Lorca, o el mismo ‘Para la libertad’ ya llevaban tiempo rodando en sus conciertos.

En Málaga, Miguel Poveda repetirá el éxito del año pasado, cuando sus literatura sonora triunfó en cuatro conciertos. Ahora en la capital de la Costa del Sol, el cantante catalán cogerá fuerzas para su viaje a Israel y varios conciertos más por su tierra. Regresará a Andalucía en julio, concretamente a Granada, a un recital en el Teatro del Generalife acompañado por Eva la Yerbabuena y Paco Jarana.

Su pasión, su empeño, sus dotes artísticas y los avales de la Lámpara Minera en 1993 o el Premio Nacional de Música en 2007 consagraron a Miguel Poveda como una de las grandes figuras del flamenco. En estos más de veintiséis años de carrera su voz se ha unido a la de Enrique Morente, Carmen Linares, Joan Manuel Serrat o Raphael y se ha escuchado en escenarios como el Odeón de París, el Liceo de Barcelona, el Teatro Real de Madrid, el Lincoln Center de Nueva York, el Teatro Colón de Buenos Aires o el Wiener Koncerthaus. Su curiosidad inmensa y sus inquietudes musicales le han hecho experimentar con tango, bolero, jazz o el qawwali pakistaní. También ha colaborado en el cine con directores como Bigas Luna, Carlos Saura o Pedro Almodóvar.