La bailaora María Pagés, inmersa en su nuevo espectáculo Yo, Carmen, recibe el Premio de Cultura de la Universidad de Sevilla por ser una “figura pionera en el entendimiento del flamenco como un arte en evolución, contemporáneo y vivo”.

expreso del sur maria pages

María Pagés, durante su intervención tras recibir el galardón. FOTO: Universidad de Sevilla

Escribió José Saramago que “en María Pagés habita el genio del baile. Pero hay algo más en esta mujer: ella baila y, bailando, mueve todo lo que la rodea. Ni el aire ni la tierra son iguales después de que María Pagés haya bailado”. Esta bella descripción de su arte flamenco ha estado presente esta mañana en el Paraninfo de la universidad sevillana, en un acto presidido por el rector, Miguel Ángel Castro, y la consejera de Cultura, Rosa Aguilar.

Visiblemente emocianada, la bailaora sevillana se sinceró al reconocer que “recibir un premio siempre te hace fuerte ante las dificultades, y el hecho de recibirlo en Sevilla, siempre reconforta. Es como un aplauso en el Maestranza”. Precisamente será en este teatro donde ponga en escena en septiembre, durante la Bienal de Flamenco, su nuevo espectáculo por primera vez en su ciudad natal. Yo, Carmen mide a María Pagés con el famoso personaje de Merimée,  inspiración para el libreto de la ópera homónima de Georges Bizet.

Según el acta del jurado, “su obra ha sido objeto de estudio por investigadores de la Universidad de Sevilla. María Pagés ha contribuido a la difusión del patrimonio Histórico- Artístico de la Universidad de Sevilla a través de espectáculos como ‘Yo, Carmen’ en el que cobra especial protagonismo la antigua Fábrica de Tabacos, hoy sede de nuestra Universidad; y ha asumido compromisos de colaboración con nuestra institución, en 21 grados y otros programas culturales”.

expreso del sur maría pagés

María Pagés, en pleno baile con su grupo

Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes 2014, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Premio Nacional de Danza 2002 y Medalla de Andalucía 2011, María Pagés da forma a una personalidad potente también fuera de los escenarios. Su compromiso social ha sido ensalzado, entre otros, por la consejera de Cultura, que puso el foco sobre la tarea social que realiza Pagés “en pro de la igualdad de las mujeres, las niñas y los niños de otros lugares del mundo”.

Mientras llega su cita con la Bienal de Flamenco, la bailaora paseará su arte por diferentes rincones del país. Su espectáculo Óyeme con los ojos llega a Gijón en julio, mientras que en agosto en Santander, el Palacio de los Festivales vibrará con Yo, Carmen, que por donde pasó -China, Austria y Madrid y Bilbao ya en nuestro país- cosechó  un éxito mil y una palabras de admiración.

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.