Nombres de ciudadanos anónimos junto a los de figuras malagueñas de relieve configuran entre todos un universo de estrellas enlazadas que forman el nombre de Málaga. Es la imagen de La Noche en Blanco 2016, la cita anual de la cultura, que se celebra mañana con un variado programa de actividades con epicentro en la zona histórica de la ciudad.

expreso del sur noche en blanco

Imagen del cartel de la edición de este año.

El reto, superar las 217.000 visitas de la pasada edición. Para ello se ofrecerán entre las 20 horas y las 2 de la madrugada 250 propuestas diferentes (un 20% más que en 2015), de las cuales 41 se desarrollarán en museos, 11 en salas de exposiciones, 6 en galerías de arte y 6 en espacios escénicos. Como novedad, habrá un apartado específico de actividades para familias ya que 20 de las actividades serán exclusivas para los más pequeños y se titularán “Para las estrellas de la casa”. Además, habrá otras 50 actividades destinadas a todos los públicos en los que podrán participar también los benjamines.

expreso del sur chenoa

Chenoa actuará en la plaza de la Constitución.

La Noche en Blanco de Málaga llega a su novena edición constituyéndose como el acontecimiento cultural de mayor implicación ciudadana de todo el año. Y esta implicación se ha puesto de manifiesto desde los primeros preparativos ya que el hilo conductor fue sido elegido, por primera vez, por la ciudadanía entre cuatro propuestas temáticas. Por votación, el evento estará dedicado a la Noche de las Estrellas y de ahí que la mayoría de las actividades estén relacionadas con esta temática.

Los museos de la ciudad retrasarán su horario habitual de cierre, las esquinas y plazas del entorno histórico malagueño se engalanan con intervenciones artísticas, y la danza, las recreaciones históricas y la música harán acto de presencia hasta bien entrada la madrugada con los conciertos, entre otros, de Chenoa (plaza de la Constitución) y Feo (Sala Fnac). En resumen, una noche en blanco pero con estrellas.