En el país del eterno debate de los dos bandos, hay un municipio en Jaén que juega a ser valiente. Valentía porque aún no es fácil ver la Guerra Civil bajo el prisma turístico e histórico, sin vencidos ni vencedores, como sí se hace con otros conflictos igual de sangrientos. La recreación de la batalla de Lopera, 80 años después, ha devuelto la ciudad por unas horas a los duros episodios acaecidos en diciembre de 1936.

expreso del sur recreacion lopera (mary carmen alcalá) 8

Tropa republicana por las calles de Lopera. FOTO: Mª Carmen Alcalá

La batalla de Lopera constituyó el escenario de una de las contiendas más importantes en el llamado Frente de Andalucía durante la Guerra Civil Española. Tras la entrada de las tropas nacionales en Villa del Río la Noche Buena de 1936, el choque entre los dos bandos fue ineludible en Lopera, cuya toma fue confiada por los republicanos a la XIV Brigada Internacional, denominada “la Marsellesa” comandada por el General Walter, un experimentado militar que ya había participado en la revolución rusa.

El 27 de diciembre Lopera era una ciudad casi desértica. Refugiados en los caseríos y cortijos de las inmediaciones, los habitantes habían dejado el núcleo urbano en manos de las tropas nacionales, que parapetadas en lugares estratégicos crearon una especie de ratonera para los brigadistas internacionales –fundamentalmente franceses e ingleses, aunque hay constancia de hasta 19 nacionalidades presentes en esta batalla- cuando a media tarde se dispusieron a entrar en Lopera.

Aquella primera incursión, como las que ocurrieron en los días posteriores, fue rechazada por la defensa nacional de Lopera. La actividad militar fue importante durante los tres días de la contienda. El cronista loperano, José Luis Pantoja, llega a cifrar en torno a 700 las bombas que caen sobre la ciudad en esos días, contabilizándose en torno a 800 bajas por el bando republicano y 200 entre las tropas sublevadas y los tercios de requetés. Por los brigadistas, el intento de la toma de Lopera le costó la vida, entre otros, a los poetas ingleses Ralph Fox y John Cornford.

expreso del sur recreacion lopera (mary carmen alcalá) 1

Tropas nacionales en la recreación de la Batalla de Lopera. FOTO: Mª Carmen Alcalá

 

expreso del sur recreacion lopera (mary carmen alcalá) 6

Un soldado ayuda a un compañero herido ante el público asistente. FOTO: Mª Carmen Alcalá

 

Para el devenir de la Guerra Civil, la batalla de Lopera, además de uno de los episodios más cruentos de la disputa, significó la estabilización del frente. Los republicanos nunca llegaron a clavar su bandera en el castillo, pero sí lograron frenar el avance nacional hacia el cerro del Cabezo en Andújar.

expreso del sur recreacion lopera (rafael alarcon)

Escena previa a la batalla en el interior del castillo de Lopera. FOTO: Rafael Alarcón

A punto de cumplir el 80º aniversario de la batalla, Lopera revivía hace unos días por sus calles y diversas localizaciones periféricas los pormenores de aquellos tres días de lucha. Una recreación “histórica, cultural”, con el ánimo de cerrar heridas y de poner de manifiesto la sinrazón de la guerra. Para la alcaldesa, Isabel Uceda, “es una recreación sin vencidos ni vencedores porque en una guerra, en realidad, no hay ni vencidos ni vencedores”.

En su intento de dar a conocer el patrimonio histórico del pequeño municipio jiennense, el ayuntamiento loperano y las administraciones provincial y regional han contado con la colaboración del Frente Andaluz de Recreación Histórica, en un evento que sirvió también de homenaje para la Brigada Internacional.

expreso del sur recreacion lopera (mary carmen alcalá) 7

Foto de familia de algunos participantes en la recreación. FOTO: Mª Carmen Alcalá

Si en los últimos días del año 1936, Lopera personificó la dureza de la Guerra Civil Española, ochenta años después Lopera significa un paso más hacia la normalidad al promover la primera recreación de un conflicto militar todavía presente en ciertos ámbitos de la sociedad española. Si otras ciudades recrean las batallas de otras guerras para dar a conocer su legado histórico, ¿por qué no con la Guerra Civil?

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.