Existen canciones que desde sus primeros acordes te transmiten buen rollo. La música de Dry Martina tiene ese mérito: aislarte de las malas vibraciones y pintarte en la cara una sonrisa. Y por muy grave que sea lo que ocurre ahí fuera, los pies se te van, resbalan al ritmo de una música peligrosamente contagiosa. Laura Insausti, el rostro femenino y la voz de la banda malagueña liderada por su hermano Rafa, deshoja del reloj las horas que les separan de su gira por Andalucía mientras nos convence que las espinas de la vida –como grupo, tienen la suya en las discográficas- salen mejor bailando.

La presentación en directo de su último trabajo, Ahora! por nombre -grabado gracias al mecenazgo del crowdfunding-, se pone en marcha esta noche en Granada (La Sala), las siguientes paradas antes del 4 de marzo son Málaga (Sala Malandar), Córdoba (Ambigú Axarquía) y Almería (Sala Madchester).

laura dry martina

PREGUNTA (P). Inician gira… ¿Por qué hay que ir a escuchar Dry Martina?

RESPUESTA (R). Porque te cambia la vida, porque te alegra el día. Porque somos diferentes y nos encanta que la gente baile. Bailar nos libera de todo lo malo y además es gratis, lo sabías?

(P). ¿Qué tiene de nuevo su música en “Ahora!”?

(R). Tiene de nuevo una producción más contundente, hemos anulado lo superfluo y le hemos dado prioridad a los ritmos bailongos, a veces tribales. Las letras son más maduras e incluso reflexivas, pero le seguimos cantando a la vida, con lo bueno y con lo malo, de manera optimista.

(P). Divertida, optimista… ¿son buenos adjetivos para las canciones de Dry Martina?

(R). Totalmente. Probablemente eso sea una etiqueta que nos gusta ya que no saben donde enmarcarnos. Ni somos indie ni somos mainstream…

 

(P). ¿Cómo se rompe en este país con la etiqueta de ‘música independiente’?

(R). Nosotros hacemos música independiente ya que nos lo guisamos todo nosotros…pero la música indie  ya no es independiente, es el nuevo mainstream. Nosotros soñamos con un país en el que caben muchos estilos de música y se acaba con la hegemonía indie. A nosotros nos han llegado a decir: “Nos gusta la propuesta pero no es lo suficientemente indie para entrar en este festival, discográfica, etc…”.

(P). En política, ahora se habla mucho de líneas rojas. ¿Qué líneas rojas no estarían dispuestos a traspasar para ser un grupo comercial?

(R). No es que no queramos ser comerciales, nos encantaría vender millones de discos. Lo que no vamos a hacer es música que no nos gusta para llegar a ese fin. Hacemos esto por amor, si se acaba el amor, nos dedicaremos a otra cosa.

(P). ¿Qué hay tras una campaña de crowfunding, oportunidad o resignación?

(R). Nosotros hemos tenido muy mala suerte con la industria, nos han dado palos por todos lados. No nos fiamos de nadie. Si seguimos grabando discos es por nosotros y por nuestro público. Este disco es suyo igual que nuestro, así que era buena idea ir todos a una.

laura insausti

 

(P). ¿Dónde le gustaría que viésemos a Dry Martina dentro de varios años?

(R). Nos gustaría tener varios trabajos editados, tocar mucho y hacer gira por Latinoamérica, donde se valora la música mucho más que en nuestro país.

(P). ¿El swing desaparecerá de sus composiciones? ¿Hacia dónde evoluciona Dry Martina?

(R). El swing es una influencia más, como el rock’n’roll… ahora nos apasiona el rocksteady o el calypso, mambo, jazz….todo cabe en Dry Martina. Al final son canciones de autor pero vestidas de lo que nos pide el cuerpo. No sé a donde vamos pero lo que sí sé es que no vamos a centrarnos en un solo estilo… El sonido Dry Martina es una mezcla de todos ellos y de lo que venga. “Lo que sea será…”

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.