FACUA ha ganado una batalla contra los prefijos 901 y 902, de altísimo coste para los usuarios de teléfono. La Junta de Andalucía ha comenzado a eliminar estos números en sus líneas de atención a la ciudadanía para sustituirlas por numeraciones gratuitas o con prefijos geográficos. Se trata de una reivindicación histórica de la asociación de consumidores en nuestra Comunidad, refrendada por unanimidad en el Parlamento.

telefonoLa federación de consumidores ha mostrado en un comunicado su satisfacción ante la decisión adoptada de manera unánime por los cinco grupos parlamentarios y que ha llevado a la Junta a poner en marcha un plan para acabar con el sobrecoste que supone a los usuarios llamar a decenas de teléfonos de la administración autonómica. Fue Podemos quien planteó en octubre en el Parlamento la petición de consumidores, recibiendo el apoyo del resto de grupos.

Las llamadas a los carísimos 902 son pagadas íntegramente por los usuarios y no se incluyen en los bonos y tarifas planas de las compañías de telefonía. Los 901 tienen un coste compartido entre el consumidor y el titular de la línea.

La sustitución de las líneas 901 y 902 por teléfonos gratuitos -que comienzan por 900 y 800- o con prefijos geográficos -por ejemplo 954 y 955, si las líneas se ubican en Sevilla- pondrá fin “a los injustificados ingresos millonarios que obtienen las compañías de telecomunicaciones”, señalan desde FACUA, como consecuencia de los elevados precios de las llamadas a las numeraciones de tarificación especial.

publi Bugatti descuento Expreso

Como recuerdan desde FACUA, la petición lleva años en el tejado de las adminsitraciones públicas en todo el país. En Andalucía, esta medida fue incorporada a las nómina de 60 propuestas sobre políticas de defensa de los consumidores que Facua expuso a los partidos políticos antes de las elecciones autonómicas de hace ahora un año.

Ayuntamientos y diputaciones

La guerra de la federación de consumidores no queda aquí. FACUA Andalucía espera que los ayuntamientos y diputaciones de la comunidad autónoma tomen nota de la iniciativa y procedan también a sustituir sus teléfonos de atención ciudadana por números que no provoquen un sobrecoste a los usuarios.

Asimismo, FACUA viene reclamando al Gobierno de España que regule las tarifas de las líneas 902 para que pasen a suponer el mismo precio que una llamada a un prefijo geográfico y sean incluidas en los bonos y tarifas planas de las compañías de telecomunicaciones.