Hace algo más de cinco años, el fotógrafo belga Nick Hannes decidió embarcarse en un proyecto muy ambicioso: fotografiar la cuna de la civilización, lugar de origen de tres religiones de primer orden y punto de confluencia entre Europa, África y Asia, es decir, fotografiar el Mediterráneo. Una región muy heterogénea, dueña de una turbulenta historia. A lo largo de los siglos, la gente ha viajado, comerciado y librado batallas en su costa. Los romanos lo denominaron Mare Nostrum, Nuestro Mar, en la época de máximo apogeo de su Imperio, cuando abarcaba todo el litoral.

Expreso del Sur Nick Hannes 1

Imagen de la exposición ‘La continuidad del hombre’. FOTO: Nick Hannes.

La imágenes recogidas viajando por veinte países las podemos contemplar en una muestra organizada por el Centro Andaluz de Fotografía con el patrocinio de la Fundación Caja Granada y la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, hasta el próximo 18 de septiembre en la sede del Centro Andaluz en Almería, bajo el título de La continuidad del hombre.

banner_778x60El litoral mediterráneo cuenta con más de doscientos millones de turistas al año, es el destino de vacaciones más popular del mundo; sin embargo, el turismo y la expansión urbanística han dejado profundas cicatrices en el paisaje mediterráneo.

Expreso del Sur Nick Hannes 3

Imagen de ‘La continuidad del hombre’. FOTO: Nick Hannes.

Al otro lado del horizonte, en la costa africana, también se congregan miles de personas, pero por otro motivo. Entre 2014 y 2015, más de un millón de emigrantes se echó a la mar en embarcaciones ruinosas con el fin de intentar llegar a Italia o Grecia. Para ellos, el mar representa un foso que les impide el acceso a la Fortaleza Europea y, para muchos, este foso se ha convertido en su tumba.

A finales de 2009, la crisis afectó gravemente a Grecia. Al cabo de un año, cuando el tunecino Mohamed Bouazizi se quemó a lo bonzo en una llamada de protesta, el episodio fue el detonante de la Primavera Árabe. Su muerte prendió la mecha de una oleada de cambios que se propagó como un fuego descontrolado por todo Egipto, Libia y Siria, donde la revuelta desembocó en una sangrienta guerra civil. Durante el verano de 2014 Gaza fue bombardeada sin tregua una vez más.

 

Hoy por hoy, el Mediterráneo vuelve a ser un campo de batalla, un escenario cuya compleja historia hace que todo resulte demasiado familiar.

Expreso del Sur Nick Hannes 6

Exposición ‘La Continuidad del hombre’. FOTO: Nick Hannes.

De fotoperiodista a documentalista de la realidad

El fotografo Nick Hannes (Amberes, Bélgica, 1974)  se graduó en la Royal Academy of Fine Arts de Gante en 1997. A lo largo de los siguientes ocho años, trabajó de fotoperiodista independiente para revistas y diarios belgas y holandeses. Durante ese período recibió el encargo de documentar las duras condiciones de vida del pueblo kurdo.

Expreso del Sur Nick Hannes 8

Nick Hannes, en una imagen de archivo.

En 2006 dejó de realizar encargos para prensa y comenzó a centrarse en proyectos documentales de larga duración por iniciativa propia. Se embarcó en un periplo de un año por las 15 exrepúblicas soviéticas, pertrechado únicamente con una mochila y una cámara.

Su primer libro, Red Journey (2010), aborda la etapa de transición de la sociedad postsoviética y sentó las bases del característico estilo fotográfico de Hannes, en el cual el humor y la ambigüedad juegan un importante papel.

En 2011, publica su segundo libro, Tradities, que enfoca su irónica mirada a las costumbres y el folclore de su tierra natal. Por aquel entonces, ya había emprendido su viaje por el Mediterráneo. La continuidad del hombre, un proyecto épico resultado de veinte viajes por los países del Mediterráneo en el transcurso de cuatro años. Publicado en 2014, yuxtapone realidades paralelas y paradojas de la región del Mediterráneo teniendo como eje diversos temas de actualidad, tales como el turismo de masas, el urbanismo, la emigración y la crisis en veinte países.

Su fascinación por el desarrollo urbano artificial llevó a Hannes hasta Dubai, donde actualmente está trabajando en un nuevo proyecto sobre consumismo y ocio. Es miembro de la agencia Cosmos Photo (París). Desde 2008 es profesor de fotografía documental en la escuela de artes de Gante.