Úrsula Moreno es Torera, la esencia de la mujer en el epicentro de la lidia, de nuestra cultura ancestral, en un espectáculo flamenco que va más allá de los tópicos. La Compañía Flamenca comandada por la bailaora malagueña y el guitarrista Antonio Andrade estrena este fin de semana dentro de la Bienal de Flamenco de Málaga y con el apoyo de la Diputación y el Teatro Cervantes esta su segunda gran producción propia.

Mañana viernes y el sábado subirá el telón del espacio municipal (20.00 horas ambos días) para este musical que pone el foco en las esperanzas y miedos de la mujer dentro del mundo del toreo desde una perspectiva innovadora. Así, el baile flamenco de raíz coincide con coreografías contemporáneas y la música jonda con composiciones de Prokofiev, Tchaikovsky, Falla y Mahler e incluso melodías de Elton John.

La dirección artística y coreografías de Ángel Rojas, la música original de Cristian de Moret, la dirección escénica de Ignacio García, la escenografía de Alejandro Contreras y la dirección musical de Antonio Andrade y De Moret, junto a la participación de bailaores como José Galvañ y de artistas invitados como Akin Santos, convergen en una puesta en escena en la que la tradición del baile flamenco se funde con danza contemporánea y con expresivas representaciones de un icono, el minotauro, que hunde sus raíces en la antigüedad.

El coso de La Malagueta ha sido esta mañana el escenario de la presentación de Torera. Úrsula Moreno y parte del cuerpo de baile han mostrado un botón del traje completo de la obra. A la presentación del espectáculo, coproducido por la Bienal de Arte Flamenco de Málaga y el Teatro Cervantes de Málaga, han asistido Víctor González, diputado de Cultura y Educación de la Diputación de Málaga; Juan Antonio Vigar, director del escenario municipal, y Antonio Roche, coordinador de la Bienal. Tras el estreno mundial de Torera en Málaga, la Compañía tiene previsto llevar la obra a Tailandia y a países europeos como Alemania, Francia y Suiza, así como emprender posteriormente una gira asiática por China y Japón.

La Compañía Flamenca Antonio Andrade y Úrsula Moreno, formada por más de 20 artistas y única en Andalucía de carácter 100% privado, ya asombró con su heterodoxa visión de un clásico de nuestra cultura, la Carmen de Mérimée y Bizet. Su espectáculo Mi Carmen flamenca agotó a finales de 2013 las entradas de dos funciones en el Echegaray, poco antes de una larga gira por Asia. Fue tal el éxito que la compañía tuvo que volver, ya al Teatro Cervantes, para sendas exitosas representaciones en noviembre de 2014 y en diciembre de 2015.

 

Sobre Torera

“Sangre y arena. Eros y Tánatos. Belleza y llanto. Razón y brutalidad. Torera nos habla de la convivencia no armónica con nuestra naturaleza dual. Tensiones patentes en el conflicto del personaje enfrentado a su máscara. Y, sublimando el rompimiento interno, la Mujer como símbolo castigado de las civilizaciones patriarcales. La Mujer en interacción con el tótem más venerado de nuestra raza: el Toro. Sus latidos son el ritmo que mueve al pueblo andaluz”.

 

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía