Hablar de Lantejuela, en Sevilla, es hacerlo de uno de sus municipios, abrasado por la explosión de la burbuja inmobiliaria, donde la tasa de desempleo cuestiona cualquier tesis de recuperación económica. De hecho, según los datos disponibles, en febrero rozaba el 21.30%. Sus 3858 vecinos han visto cómo ha pasado factura el ladrillo a una población que vivía antes del campo y que decidió apostar por el crecimiento de la construcción como forma de vida, pero que ha visto cómo la burbuja se llevó por delante los sueños de muchos de sus trabajadores.

De la siembra y recogida del trigo, el algodón o la aceituna en los campos que lindan entre Sevilla y Córdoba, se pasó a un sector que parecía irrefrenable. Sin embargo, desde que decayeran las obras, el paro ha incrementado desde 2007 en más de un 100%. Sólo hay que tener en cuenta que casi el 80% de la población vivía del ladrillo.

Modelo de AR Gun que comercializa la empresa sevillana para juegos de realidad aumentada

Sin embargo, esta pequeña localidad sevillana vuelve a estar en el punto de mira gracias a un proyecto totalmente nuevo e innovador. ¿A qué podría dedicarse ahora? Pues a ensamblar algunos de los componentes que se fabrican en China y que cobran vida gracias a la compañía Color Dreams Smart Products, una de las más importantes y pioneras en España en lo que a Realidad Aumentada se refiere.

Lo cierto es que es difícil abrirse camino en este país con avances como los que presenta esta compañía, que apuesta por volver a poner en marcha la economía de un pueblo con la tecnología más actual, desafiando esos viejos tópicos del PER. Si Lantejuela fuera sustituida por Londres, Manhattan o Silicon Valley como sede para esta iniciativa, otra repercusión tendría y otra valoración también.

Buena prueba de que hay que volver a poner esta población en el mapa como referente de crecimiento, innovación y ganas de salir del hoyo son los productos que fabrica Color Dreams Smart Products bajo encargo de marcas pioneras. Aunque también comercializa bajo su marca algunos productos de éxito como es el caso de las AR–Gun The Guardian y AR  Gun, que convierten los dispositivos móviles en pistolas de realidad aumentada para disfrutar de los juegos más sofisticados y famosos como el Aircraft.

Sin duda, meritorio es tratar de dar salida y trabajo a vecinos que han visto cómo su nivel de vida, como el del resto de Andalucía o por extensión España, ha bajado como nunca habían pensado.