No hay nada más malagueño que ese vendedor de pescado que con su peculiar cenacho y atuendo voceaba cargado de pescado, por las calles de Málaga: “¡Pescado, pescado fresco, jurelitos! Chanquetes y boquerones!”

expreso del sur tintero playa

Los camareros subastan los platos de pescao frito por las mesas.

Pues esa tradición sigue latente en el restaurante El Tintero, en la Playa del Dedo, en el malagueño barrio de El Palo, donde lo vocean y ademas lo ponen a la perfección, enfocado para que el visitante vea una subasta única en el mundo, comandada por las voces de los camareros, portadores de platos preparados al estilo Málaga.

Por supuesto, en la extensa carta de El Tintero no faltan los famosos espetos de sardinas de Málaga, uno de los platos estrella de la Costa del Sol que aquí parecen adornarse de un sabor especial por estar en uno de los chiringuitos más curiosos de Málaga.  

Imagen de un espeto malagueño

En el arraigado y original restaurante que cuenta con más de un centenar de mesas, cada plato viene con 14 o 15 sardinas, dependiendo del tamaño que tengan. Y preparadas como manda la tradición: clavando la caña en la arena dentro de una barca, a pie de playa en la que arden tocones de leña.

Varias generaciones están tras la historia y el presente de este restaurante tan emblemático de Málaga en el que comer es ademas de un placer gastronómico, todo un espectáculo. El verano nunca acaba en El Tintero, el sabor del pescaito frito y los espetos aquí impregna los 365 días del año.

LINA THU

Redactora.