Mirando al cielo y pidiendo menos lluvia. Así ha sido el Camino del Rocío de este año para miles de peregrinos, cuyas hermandades se han visto a cambiar el recorrido o simplemente a abandonarlo ante la imposibilidad de seguir caminando, en mínimas condiciones de seguridad, por los caminos y parajes hasta la aldea onubense. El Rocío 2016 pasará a la historia, pasado por agua en el Camino. 

Valverde-al-rocio-2016-2

Valverde, camino del Rocío. FOTO: Alfonso Mairas

Emigrantes-al-rocio-2016

Entrada de una hermandad a la aldea del Rocío 2016. FOTO: Rocio.com

Rocio 6

Procesión de la Virgen de Rocío por la aldea almonteña en 2015.

Las inclemencias meteorológicas, por fin, se alejan. Desde hoy lucirá un sol maravilloso en toda Huelva y a partir de ahora se espera una temperatura ideal para disfrutar de los momentos grandes de la Romería del Rocío: la madrugada del lunes con el salto a la reja y la posterior procesión por la aldea de la imagen de la Blanca Paloma.

La Romería del Rocío es la concentración romera andaluza que más devociones levanta con romeros repartidos por todo el mundo, congrega a más de un millón de personas y casi un centenar de hermandades que participan de un fabuloso ambiente festivo que se vive durante todo el fin de semana.

Un Rocío sin pisar el Quema

Las continuas lluvias caídas durante toda la semana han impedido unas de las estampas más pintorescas del Camino, el paso de las hermandades por el río Quema. Con el caudal crecido, el paso de las carrozas por el Vado de Quema ha sido imposible, lo que ha obligado al tránsito de los simpecados y las carretas por rutas alternativas. El ritual del bautismo de los nuevos peregrinos, cuando se ha realizado, ha sido sobre el puente que cruza el río y no pie en agua como marca la tradición.

En la aldea y sin tener que mirar al cielo, ante la ermita del Rocío desfilarán desde hoy miles de romeros ataviados de trajes flamencos, acompañados de caballos y carretas, con el mismo ambiente romero de siempre. Hasta la salida de la Virgen, se repetirán las escenas de cada año. Las Hermandades se presentarán con el simpecado ante la Virgen mientras repican las campanas. Mañana domingo se celebrará los oficios religiosos y, por la noche, nadie duerme a la espera del momento más emocionante del fin de semana: el “salto de la reja”, cuando la gente de Almonte llega hasta la Virgen del Rocío para sacarla de la ermita y pasearla en hombros por la aldea durante el resto de la madrugada y el lunes por la mañana. Finalizada la procesión, las hermandades iniciarán el camino de vuelta pensando ya en la romería del año siguiente.

Rocio 5

Imagen de archivo de los romeros en el Quema