Aquí estamos una semana más con un guiso que quita el sentido y que apetece en este tiempo que ni frío ni calor, una sopa marroquí con toque tangerina y mucho toque andaluz, porque nuestro vecinos de África no le ponen alcohol a nada y nosotros le damos esa cosita y la mejoramos. En definitiva, es una mezcla de Marruecos y España.

 

untitled

 

La alineación es la siguiente:

-400 gramos de carne de ternera, tipo jarrete carne para cocer

-1 cebolla grande picada

-6 dientes de ajo picado

-1 hoja de laurel

-1 cucharita de perejil picado

-1 cucharita de cilantro fresco picado

-unas hebras de azafrán

-dos pencas de apio picado

-dos zanahorias picadas

-litro y medio de agua

-80 gramos de piñones de Pastas Gallo, es una pasta que tiene la forma de un piñón y yo utilizo esta marca porque para mí es la pasta mejor y yo trabajo con las mejores materias primas.

-Sal, pimienta, aceite de Oliva Virgen Extra y dos copitas de amontillado de Gutiérrez Colosía o Pérez Barquero, una para el guiso y otra para el que está guisando.

 

Ponemos la locomotora en marcha

En una olla exprés ponemos el aceite junto con la cebolla y el ajo bien picadito. Cuando veamos que ha pochado un poquito, echamos la carne y la mareamos un poco, agregamos el perejil, el cilantro, el apio, la zanahoria, el azafrán, le endiñamos la copa de amontillado y removemos muy bien y lo cubrimos con agua. Lo ponemos a cocinar a exprés aproximadamente 35 minutos, cuando la carne está tierna, la sacamos y la desmenuzamos para ponerla otra vez dentro de la olla, calentamos de nuevo y cuando esté hirviendo le endiñamos los piñones de Pastas Gallo, le echamos sal, un toque de pimienta, lo dejamos 6 minutitos que hierva un poquito y ahí tenemos esta sopita. Un plato muy sencillo muy rico con su toque marroquí y su toque español, con el amontillado cordobés magnifico.

En esta ocasión, el vino que vamos a elegir como acompañante es Gran Barquero Amontillado de Bodegas Pérez Barquero de la DO Montilla-Moriles, que en nuestra línea de romper moldes también es una magnifica elección para acompañar esta sopa. ¿Quién dijo que no se puede comer con un amontillado?

 

Momento saludo de la semana

Mando un abrazo para mi amigo Manolito de Puerto Real que hace mucho tiempo que no voy a verlo. Y a este buen amigo mío hay que ir a verlo por dos razones: una porque en su casa se come de maravilla y otra porque siempre te da algo, la estrella sin duda de Puerto Real porque tiene un marisco perfecto. Hoy voy a dejar descansar a doña Ana Botín por lo del Vaporcito del Puerto, vaya a a ser que se moleste por la insistencia, pero la verdad es que quedaría bonito el vaporcito cruzando la bahía con el logotipo del Banco de Santander. Y ya por último y no por ello lo menos importante, si visitas el Puerto de Santa María no olvidéis visitar El Colmao, te trataremos bien.

Hasta la semana que viene y buen provecho con la sopita.