La Federación andaluza de asociaciones de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales “Andalucía Diversidad”  y el Ayuntamiento de Málaga ponen en marcha una campaña para “curar” la aversión hacia las personas homosexuales, coincidiendo con la celebración el próximo 17 de Mayo del Día Internacional de Lucha contra la Homofobia y la Transfobia.

CAMPAÑA HOMOFOBIA MÁLAGA

Imagen de la campaña en Málaga.

La campaña, cuyo lema será “La homofobia y la transfobia son enfermedades sociales, reconocer la enfermedad es el primer paso”, pretende dar la vuelta a las absurdas y acientíficas que se siguen diciendo o en libros y seminarios donde prometen su “cura”, según han comunicado desde el colectivo de LGTBI. Su intención, añaden, pasa por “curarlos y para ello pueden llamar al teléfono de ayuda al homófobo y tránsfobo en la ciudad de Málaga (951 003 814)”, porque “sólo desde el conocimiento cercano se puede curar la desinformación y los prejuicios”, en palabras del presidente de Andalucía Diversa, Antonio Ferre.

Para llevar los mensajes  de la campaña a la sociedad malagueña, se uitilizarán los mupis de la ciudad y, por primera vez, la flota de autobuses urbanos para llevar a pie de calle la sensibilización de los magueños en torno a una discriminación que esta misma semana ha conocido en Andalucía dos episodios dantecos, denunciados por diferentes colectivos.

Son los casos protagonizados por el árbitro de fútbol Jesús Tomillero, quien ha renunciado a su actividad arbitral por los insultos homófobos recibidos en diversos campos de fútbol, y y el joven transexual José Belloso, al que la Diócesis de Córdoba le negó la confirmación por su condición sexual.

«Lamentablemente aún existen muchas personas intolerantes que se niegan a aceptar la homosexualidad y la transexualidad como una muestra más de la diversidad sexual humana, y que no es una enfermedad», afirma Ferre.