Siendo andaluza, y probando a diario, una  dosis más que elevada de sol, terrazas, casas blancas y bares, altamente recomendada para la salud. Reconozco que más allá de esta tierra de olivos, viña, flamenco, trabajo y mar, mis viajes a Madrid son terapéuticos. Esa ciudad tiene un sex appeal demostrado, envuelto en unas ganas constantes de ir, incrementadas sólo por las ganas de volver.

Madrid es hogar, Madrid es igualdad, libertad, independencia y sobre todo vida, mucha vida.

Frente a su siempre achacable, ajetreo, contaminación, ruido, y atascos, que para algunas personas resulta adictivo, encontramos sus calles, sus barrios, su dinamismo, sus originales rincones, sus tiendas de todo y para todo, sus horarios sin cerrojo, su luz.

Madrid es el destino de los musicales, del teatro, de los conciertos, de los actores. Madrid son entradas bien compradas al patio de butacas, al palco y  al anfiteatro de la imaginación, de la fantasía, del arte. Madrid es cultura, tan necesaria, tan infravalorada, tan vital.

expreso del sur madrid

Madrid, desde las alturas de sus torres.

Despeñaperros o un Ave a precio abusivo, sin wifi, son las fronteras que nos separan de ella. Pero como bien dicen amigos del norte, al menos tenemos la posibilidad de tarifas mesa, y no de obligados autobuses con paradas constantes.

Madrid es hippy, Madrid es pija. Madrid es indie, urban, skater, pop, punk, heavy, gótica… Madrid es Neptuno, Madrid es Cibeles. Madrid es el mejor producto de ¨todo en uno¨.

Madrid es aún mucho más, a la ciudad de la Puerta de Alcalá, el Retiro y Sol, se le suman una auténtica manada de bares, tabernas y restaurantes, que para mí son un monumento más que visitar. Reservar una mesa en un buen restaurante para cenar, ir de tapas por el centro, beber copas asequibles en Chueca, liarte un domingo en La Latina. Probar diferentes vinos en Malasaña, inundarte de diversidad en Lavapiés, tomarte una cerveza en Huertas, probar un risotto exquisito en Salamanca. Merendar en Chamberí. Pasear y conocer, probar y experimentar eso es además de todo, Madrid.

expreso del sur madrid neptuno

Fuente de Neptuno, Madrid.

Todos tenemos a alguien en Madrid, a un familiar, que se fue un día y allí se quedó sin billete de vuelta, de primos que sólo vemos en Navidad, de amigos que cambiaron Andalucía, por un amor, un trabajo o una nueva oportunidad. A pesar de sus infinitos hostales, pensiones, albergues, hoteles de 3 estrellas, el Palace o el Ritz, todos tenemos a alguien allí, que nos ofrece un sofá, un baño, una casa, una cama de 90 para dos o una de matrimonio solo para ti y lo que siempre pueda surgir en la noche madrileña. Particularmente, yo en Madrid, tengo amigos que son más que familia, que siempre me acogen sin cita de espera, que me entremezclan en sus vidas como una más, que no te dicen puedes venir, te dice por qué no te has venido ya. En este pequeño trozo de esta oda a Madrid, tenía que citarlos, ya que gracias a ellos, hoy puedo escribir estas palabras.

Salir de la bella Andalucía, hacía la carismática capital. Regresar con ganas de más, ahorrar, claro está y volver a disfrutar.

¨Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo, pongamos que hablo de Madrid¨

Joaquín Sabina

Os dejo algunos restaurantes y bares a los que acudo en mis visitas a Madrid, con un pequeño apunte sobre ellos. Pruébalos.

 

Perrachica, el restaurante más bonito de Madrid, bajo mi punto de vista.

Calle Eloy Gonzalo,10

Mercado de San Antón, ostras, hamburguesas, pato. Diversidad exquisita.

Calle de Augusto Figueroa, 24

Fortuny, un oasis en Madrid. Jardín y copas.

Calle de Fortuny, 34

Bodega de la Ardosa, prueba su vermouth y su buenísima tortilla de patatas.

Calle de Colón, 13

expreso del sur madrid bodega la ardosa

Bodega de La Ardosa, Madrid.

Ultramarinos Quintín, a todas horas, una buena opción.

Calle Jorge Juan, 17

Bendita locura, rico y abundante brunch.

Calle del Principe de Vergara, 73

Mamá Framboisse, Para los más golosos.

Calle de Fernando VI, 23

Bar Lambuzo, Andalucía en Madrid.

Calle de Las Conchas, 9

La Musa, tapas con encanto.

Calle Costanilla de San Andrés,12

La Sota, ambiente y copas a 6 euros en Salamanca.

Calle Lagasca 119

Tapeando, copas baratas.

Calle Bravo Murillo, 26

Bentley´s, riquísimas hamburguesas.

Calle Alcalá, 105

MARÍA RUBIO VARO

Licenciada en Derecho, Máster en Dirección de Protocolo y Organización de Eventos y Máster en Comunicación Política e Institucional. Me interesa la danza, el cine, el teatro y escribir... lo que se me ocurra. Colaboradora de Expreso del Sur.