La historia de una corista convertida en gran dama gracias a su matrimonio con un hombre de la alta sociedad, y viuda hace unos meses que reaparece en sociedad mucho antes de lo conveniente invitando a sus “amigos” a una fiesta, se lleva el primer premio del IV Festival de Cortometrajes contra la Violencia de Género organizado por la Diputación de Jaén.

expreso-del-sur-ixtab

Junto al primer premio para el corto Ixtab, dotado con 2.000 euros, el segundo galardón establecido en este certamen, de 600 euros, ha recaído en el cortometraje Ada, de Max Larry y Tulio Ferreira, mientras que el premio al mejor corto provincial, que consta también de 600 euros, ha sido para el corto titulado De Cara, de Elena de Urda y Rafael Teruel. Asimismo, el premio a la mejor directora, dotado con otros 600 euros, ha recaído en Mabel Lozano por la realización del corto Mariama y, por último, el galardón que concede la RTVA y que consiste en la emisión en Canal Sur TV del corto ganador ha sido otorgado a Silencio, de Andrés Escanes.

Los cortometrajes galardonados forman parte de los 14 que se han exhibido dentro de la sección oficial de este certamen, un festival que ha contado en los últimos días con 45 proyecciones entre los cortos que se han podido ver fuera de concurso, el ciclo “Jaén en corto”, otro dedicado al cine alemán y un tercer ciclo de cortometrajes andaluces con perspectiva de género. Además, esta cuarta edición del Festival de Cortometrajes contra la Violencia de Género de la Diputación ha incluido dos proyecciones especiales y la celebración del taller titulado “Cambia la mirada: claves para detectar y prevenir el sexismo en los relatos audiovisuales”.