Con la esperada Cumbre de París a la vuelta de la esquina, Málaga se convierte desde hoy en un foro donde abordar la problemática del cambio climático desde una perspectiva socioeconómica. Será en una nueva convocatoria del Conama Local, la versión municipal del bianual Congreso Nacional de Medio Ambiente que regresa a Andalucía después de muchos años para celebrar su novena edición en el marco de la Feria Greencities&Sostenibilidad.

cambio climáticoBajo el lema “Empleo, energía y clima”, la jornada inaugural cita a empresas y administraciones para dialogar sobre el potencial de innovación y creación de empleo que supone abordar la lucha contra el cambio climático como oportunidad de desarrollo económico y social. Mención especial merece el protagonismo que tendrán los alcaldes y alcaldesas que al principio de su mandato quieren marcar el liderazgo de las ciudades en este ámbito.

Para la jornada de mañana queda la presentación de propuestas concretas en el ámbito de la rehabilitación energética, con la colaboración del Ministerio de Fomento, o en los mecanismos de financiación de la economía baja en carbono, con atención especial a los fondos europeos. En paralelo, el Conama Local 2015, con más de 150 ponentes en sus diferentes escenarios, despliega un intenso programa de trabajo técnico ligado al diagnóstico de retos y posibilidades en los llamados “sectores difusos”: edificación, movilidad, residuos y agricultura.

 

El cambio climático en Andalucía

Andalucía se erige como una de las regiones europeas más vulnerables al cambio climático, a juicio de la comunidad científica, cuyas previsiones para el último tercio del siglo XXI dibujan una comunidad con más calor y menos agua.

Las épocas de sequía serán cada vez más frecuentes y duraderas a lo largo del año y como consecuencia directa de este déficit hídrico, la cuenca alta del Guadalquivir, donde se ubican los pantanos más importantes de toda Andalucía, y la cuenca atlántica andaluza sufrirán un proceso de desertificación en aumento.

Panoramica-Pinsapo-v5-920x424

En cuanto a las temperaturas, hará más calor en los meses de verano. Las temperaturas subirán una media de 2º y 5º centígrados, es decir, que si en el mes de julio se registran en pleno centro de Sevilla 46º, a finales de este siglo se podrían alcanzar los 50ºC. En concreto, las zonas donde hará más calor serán en los pueblos del norte de Jaén, Granada y Córdoba.

El nivel del mar también aparece en todas las previsiones como uno de los elementos más cambiantes por el cambio climático. Para Andalucía, los especialistas hablan de medio metro de altura lo que subirá, cómo máximo, el nivel del mar en la costa andaluza en una subida progresiva. En las playas mediterráneas, se espera una subida del doble con respecto a la costa atlántica.

De cumplirse estas previsiones, a finales de este siglo Andalucía quedaría como una región menos competitiva, fruto de una degradación económica consecuencia del deterioro ambiental. Actividades como la agricultura o el turismo guardan una estrecha vinculación con el clima reinante en Andalucía y, sin duda, ni las altas temperaturas ni la merma de agua ayudan a imaginar una región próspera.

Para combatir esa imagen que de Andalucía proyecta el fenómeno del cambio climático, el Gobierno andaluz prepara la Ley de Cambio Climático de Andalucía, un texto normativo pionero en España que se dio a conocer hace justo un año con la consejera Mª Jesús Serrano al frente del departamento de Medio Ambiente y cuya aprobación definitiva el actual consejero, José Fiscal, ha fijado para “la primera parte de esta legislatura”.

 

Desarrollo sostenible y creación de empleo

cambio-climaticoEn Málaga, el Conama abordará durante la segunda jornada de trabajo las herramientas para fomentar el desarrollo y la creación de empleo desde la rehabilitación energética de edificios e instrumentos de financiación de la economía baja en carbono.

El Programa FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020, cuya convocatoria se espera en breve, y que canalizará más de 1.500 millones de ayuda a los Ayuntamientos centrará la sesión sobre mecanismos de financiación de la economía baja en carbono.

La Dirección General de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas promoverá las convocatorias que darán acceso a los 1.000 millones dirigidos a cofinanciar estrategias de desarrollo urbano integrado y sostenible  de ayuntamientos de más de 20.000 habitantes. Por su parte, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) gestionará los 500 millones que son para proyectos de economía baja en carbono de entes locales con poblaciones inferiores a 20.000 habitantes.

La presentación del avance de ambos programas tendrá lugar en la segunda sesión del escenario Connecting  for action. Antes de analizar los instrumentos de financiación, la organización ha previsto debatir acerca la oportunidad que estos fondos y otras vías de financiación abren para fomentar la rehabilitación energética de edificios, con el beneficio que ello conlleva para el desarrollo y la creación de empleo, además de contribuir sólidamente a la reducción de emisiones de GEI y a las políticas sociales de vivienda.