Mazapán, polvorones, mantecados, turrones… una lista de dulces casi interminable que se cuelan por casa estas semanas para endulzarnos las Navidades. En ellos nos esperan una sinfonía de sabores a base de harina, grasas como manteca de cerdo, azúcar, frutos secos como las almendras y especias como la canela, y otros muchos más ingredientes.

Pero, ¿qué debes tener en cuenta a la hora de elegir tus dulces navideños? Lee estos cuatro consejos:

  1. Escoge los que tengan más cantidad de frutos secos. Por ejemplo, el mazapán de Toledo tiene un mínimo de 50% de almendra, el turrón de Jijona suele llevar un 64% de almendra frente el 45% que contiene el de yema. El turrón duro, si es de calidad suprema, tiene un 60% de almendra. Además, los turrones con Denominación de Origen garantizan que sus almendras sean variedades españolas.
  1. Elige los que aporten mejor perfil de grasa, es decir, menos cantidad y de mejor tipo. Es preferible la manteca de cerdo ibérico a la normal, incluso hay mantecados a los que se les ha sustituido la manteca de cerdo por aceite de oliva. Los mazapanes no llevan ni manteca ni aceite añadido, su grasa insaturada procede de las almendras, a tener en cuenta.
  1. En cuanto al azúcar, ten cuidado. Puede llevarte a error pensar que estos dulces sin azúcar son más saludables o tienen menos calorías, pero la realidad es que suelen tener más cantidad de grasa saturada que los tradicionales y ser más calóricos.
  1. Busca los que lleven harina integral y los que usan harina autóctona de la zona.

Si no tienes problemas cardiovasculares de sobrepeso, diabetes, colesterol  etc, estas Navidades puedes tomar estos dulces típicos siempre que lo hagas de manera moderada. Ten en cuenta que son altamente calóricos, aportan entre 400-500 kcal /100 g. de producto,  pero lo que hace recomendar la moderación en su consumo no son sólo sus calorías sino su contenido en grasa saturada, colesterol y azúcar simple.

Una actividad alternativa recomendable estos días pasa por hacer una visita guiada a una de las muchas empresas productoras e informarte de primera mano del origen y la calidad de sus ingredientes. Otra forma de asegurarte la calidad es comprando dulces con Denominación de Origen o con Indicación Geográfica Protegida, sello de calidad del que en Andalucía disfrutan tres productos navideños: Mantecados de Estepa , Polvorones de Estepa y Alfajor de Medina Sidonia.

Tras estas delicias dulceras, la verdad es que descansa una gran industria, muy importante para Andalucía, generadora de puestos de trabajo y referente imprescindible de nuestra cultura gastronómica y tradición cultural.

Conviene recordar que es mucho más perjudicial para nuestra salud consumir  bollería o galletas a lo largo de todo el año tan despreocupadamente, que tomar dulces navideños una vez al año. Si eres de los que no conciben la Navidad sin sus dulces, no renuncies a ellos, sólo sé consciente de sus ingredientes, escógelos de calidad, intenta limitar su consumo solo a ocasiones especiales -los días festivos son sólo unos cuantos, no dos meses- y evítalos tomarlos de postre, déjalos mejor para la merienda.