SATURDAY 09 DECEMBER 2017

Cuando se piensa en el glamour de Marbella, se tiende a pensar en los yates y los coches de alta gama que se ven en la marina -así se conoce al embarcadero- de Puerto Banús. Es un lugar de extremos, se mezclan el estilo de vida de los millonarios en primera línea de mar y la vida nocturna de fiesta, en segunda línea. En esta escapada te vamos a dar pinceladas de algunos  lugares en el puerto para disfrutar en otoño. Puerto Banús ofrece una multitud de bares, restaurantes, cafés y discotecas para todas las edades y gustos, aunque en la mayoría de los casos vas a necesitar un buen bolsillo para disfrutar de la experiencia. Pero aquí no todo es caro, también hay precios razonables y vistas espectaculares entre coches deportivos y yates. Un paseo por este ambiente, al fin y al cabo, no cuesta ni un euro.

Castillo de Burgalimar (Baños de la Encina)

Mil años después de su construcción, el Castillo de Burgalimar conserva intacta su majestuosidad. Referencia ineludible en la Jaén turística, Baños de la Encina sorprende al viajero con una fortaleza colosal, donde la recreación de cómo tuvo que ser la vida en Al-Andalus  en el siglo X apenas si exige un ejercicio de imaginación.

A escasos metros de uno de los rincones más bellos de la Córdoba histórica -la confluencia entre la Puerta de Almodóvar y las calles Almanzor y Judíos-, el trazado urbano de evidentes reminiscencias medievales conduce al visitante por una estrecha calleja que muere en la Plaza Maimónides.

La localidad cordobesa  de Zuheros, conocida mundialmente por la elaboración de quesos de cabra artesanos, abre sus puertas al visitante con la celebración de la XII Fiesta del Queso, entre los días 25 al 27 de septiembre.

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en la provincia de Almería, esconde grandes secretos que merece la pena descubrir. Uno de ellos es el cielo con sus impresionantes amaneceres y atardeceres, llenos de color y sensaciones que hacen sentirse bajo el cielo del paraíso.

Oficialmente aún quedan varias semanas para el fin del verano, pero la llegada de septiembre nos recuerda que en cuestión de días seremos de nuevo presas de la rutina. La vuelta al cole –haya o no niños en casa- nos dibuja una de esas fronteras en el calendario que más cuesta superar. Incluso alguien se inventó el término ‘depresión post-vacacional’ para definir esa apatía generalizada de tu cuerpo ante el regreso al ajetreo diario.