FRIDAY 08 DECEMBER 2017

La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, dependiente de la Consejería de Turismo y Deporte, presenta el acuerdo de colaboración realizado con el diseñador y artesano del cuero Abraham Zambrana.

Josefina Manresa nació el 2 de enero de 1916 en Quesada (Jaén). Su padre, Manuel Manresa, era guardia civil y fue trasladado a Orihuela cuando Josefina era todavía una niña. Pronto comenzó a desarrollar su labor como costurera y con 17 años conoció a Miguel Hernández. Era el 15 de agosto de 1933, durante la feria local. La actriz jiennense Rosario Pardo lleva a escena la historia del amor del poeta alicantino con Los días de la nieve.

Natural de Granada, pertenece a una familia gitana donde el flamenco se ha dado como medio de expresión. David Carmona Fernández  comparte la sangre de una familia, los “Fernández de Íllora”, que se han dedicado de manera profesional al flamenco y han sido conocidos fuera del ámbito familiar y local, como Ramón de Loja, “El Moreno” (padre de Diego “El Cigala”) o Morenito de Íllora. David Carmona lleva estudiando con el maestro Manolo Sanlúcar, desde los 13 años quien ha dicho públicamente que: “David es mi hijo adoptivo, mi único heredero, es el referente del futuro en la guitarra”.

La trayectoria musical de la malagueña María Peláe comenzó a los 16 años, cuando se subió por primera vez a un escenario dándose a conocer con el seudónimo ‘Alsondelpez’. Así recorrió gran parte de la geografía española y algunos de los locales más míticos de la canción de autor. Ahora una década después, estrena en Málaga su primer disco en solitario, Hipocondría.

ZENET. Un malagueño de ritmos inagotables

Zenet, ese bohemio de sombrero y chaleco, de templada y aguda voz, ha aparcado por un momento su melancolía y nocturnidad para iluminarse e iluminarnos con un álbum optimista y diurno, feliz y bailable. El cantante de Pedregalejo desembarca hoy en el Teatro Cervantes de su Málaga natal con el repertorio de Si sucede, conviene, un cuarto disco de estudio que transita por nuevos y exuberantes aires sonoros, ritmos latinos y bailables que nos llevan de Nueva York hasta La Habana pasando por Brasil.

FEDERICO ABAD. Sinfonía de intensidades

Es el aire (Ediciones en Huida, 2016), último título poético de Federico Abad, más que un libro, parece una sinfonía. Así lo ha organizado el autor, en secciones que se denominan «Adagio molto espressivo» cuando habla de amor o «Andante misterioso» si trata de esbozar un autorretrato poliédrico. Pero más allá de las intenciones, los poemas se suceden como distintos movimientos también de una única cadencia. Grata, envolvente, seductora. Así se lee. Cada poema como una estrofa de una canción que embelesa el conocimiento, como suelen hacer las buenas canciones.