SATURDAY 16 JUNE 2018

El guiso de la semana es de chuparse los dedos: un plato para la gente de comer bien y sin problemas, y pensado en todo ellos y ellas voy a proponer cocinar unas manitas de cerdo con setas y salsa de trufa.

En la casa sevillana de la calle Castelar los recuerdos de la infancia del andalucismo sobreviven en la memoria de Alejandro Rojas Marcos (Sevilla, 1940). Un azulejo evoca la fundación en aquel patio -corría la primavera de 1965-, del germen de lo que posteriormente, baile de siglas incluido (ASA, PSA…), acabaría siendo el Partido Andalucista (PA). El político sevillano ha sido de todo en el partido del logo de la mano abierta, desde fundador hasta presidente de honor, y una de las voces a las que había que escuchar un par de meses después de la disolución del PA.

Hay un pueblo en el Valle de Los Pedroches con poco más de 2.400 habitantes donde todo lo que se genera lleva asociado el calificativo de ‘rural’ por razones más que evidentes. El municipio en cuestión es Dos Torres, un bastión cultural en una comarca ganadera que este fin de semana comprará palomitas para disfrutar de la comedia made in España.

Las once de la mañana en Almodóvar. El cielo cargado de nubes todavía nos daba tregua. El imponente castillo desde la cima, inspirador y silencioso, fue testigo de la historieta. Llegué sin saber bien en qué parte del mapa me encontraba. Había perdido el tren que desde Sevilla me llevaría hasta Posadas y de ahí debía arreglármelas para llegar al acto de los Ateneos en Almodóvar. Tomé entonces un tren a Córdoba y luego un taxi que me dejó sin un peso. Quería darle el libro a Antonio Gala.

El Ministerio Educación, Cultura y Deporte ha otorgado al sevillano Rubén Olmo el Premio Nacional de Danza en la modalidad de interpretación, una distinción dotada con 30.000 euros que viene a reconocer “la versatilidad” del coréografo andaluz.