MONDAY 28 SEPTEMBER 2020

Hay gente pa tó, que diría el clásico. Matalascañas recibe la primera edición veraniega de Horteralia, el festival más gamberro y hortera del país que es capaz de reunir en un mismo escenario a Goergie Dann, Karina, Los Centellas y Rebeca. Y sin complejos. Una cita ideal para lucir riñoneras, bermudas imposibles y esas camisetas extravagantes que desde los años 90 guardas en un cajón por miedo a sacarlas.

Amaral, Izal, Supersubmarina, La Gran Pegatina, Juanito Makandé y Les Castizos, entre otros, consolidan a Chanclas Festival como una de las citas musicales imprescindibles de Andalucía. La ciudad cordobesa de Lucena se estrenará como sede del festival los días 19 y 20 de agosto.

Montilla acompañará el inicio de su vendimia al compás flamenco. En la antesala de una de las fiestas vinícolas más antiguas de España, Montilla aguarda el estallido de la vendimia con una de las citas flamencas más genuinas del calendario andaluz. María Toledo y Farruquito lucirán en la Cata Flamenca, custodiados al cante por Alfredo Tejada y Antonio Mejías, entre otros.

Escrita por el sevillano Enrique Sánchez y dirigida por el madrileño Fernando de Carranza, el musical Una vida por Los Beatles narra la trayectoria de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr utilizando como hilo conductor las portadas de los álbumes de su fonografía oficial hasta 1970. Una historia retrospectiva, contada por dos personajes y cantada por el grupo tributo, Los Escarabajos.

Melody Gardot, Carlos Santana, Raphael, Molotov, Julio Maeso, O’Funk’illo , Stanley Clarke, Bunbury, José Mercé y Love of Lesbian. Esta es un selección hecha con mucho cariño para  los viajeros de Expreso del Sur donde aparecen vídeos de algunos de los grupos y músicos que esta semana actuarán en las salas, teatros, recintos al aire libre y festivales de Andalucía. Son sólo algunas propuestas, hay muchas más. ¡Vive la música!

La voz gitana pide paso en el malagueño patio de armas del Castillo de Gibralfaro. Viene en son de paz. No puede ser de otra manera porque la música de Esperanza Fernández, acostumbrada a cantar a Saramago o Blas Infante, ni sabe de guerras ni quiere más victorias que el aplauso de su público. Y eso, la sevillana lo tiene por adelantado en su visita al escenario del Terral Flamenco.