FRIDAY 08 DECEMBER 2017

El éxito profesional de la presentadora y modelo Eva González (Mairena del Alcor, 1980) crece a nivel nacional con el programa Master Chef y en Andalucía, con Se llama copla. Si a su gran momento laboral, le unimos  la felicidad en el ámbito personal tras su boda con el matador de toros Cayetano Rivera, encontramos una simpática y elegante sevillana siempre en el candelero mediático. Acostumbrada a los rumores, se reivindica en cada entrevista como una mujer sacrificada en el trabajo e inteligente, y con una de las mejores sonrisas del sur.

Con esta entrevista inicio mi andadura por en el mundo del periodismo subiendo en este particular tren de Expreso del Sur. En mi primer viaje me acompaña José Antonio Quesada (Elche, 1980), con quien me he citado para conversar sobre su primera novela, El tren de los sueños rotos. En sus páginas descubrimos la historia de Karam, un joven marroquí que espera encontrar en España la consecución de sus sueños. Granada es el punto de partida de un largo y ajetreado viaje que tiene un precipitado desenlace con los atentados del 11-M de 2004 en Madrid.

Por si a la primavera blanquiverde le faltaba alegría, el olor a jazmín de la música de Maui (Utrera, 1977) se cuela como invitado en esta fiesta que es el mayo andaluz. Con las canciones de esta sevillana, compositora genéticamente flamenca, es fácil conectar. Demasiado fácil, y si no escuchen De baldosas amarillas, propuestas que te invitan a morir tres veces por segundo antes de volver a renacer, por ejemplo, soñando con su Dejarse llevar.

No es futbolista, pero su traspaso de una emisora a otra se siguió con la misma pasión que el fichaje de alguno de los crack de la Liga. No es un cantante con tirón entre las quinceañeras, pero puede estar una hora repartiendo besos y selfis entre sus admiradores. Carlos Herrera (Cuevas del Almanzora, 1957) se está puliendo su busto en el olimpo de los locutores radiofónicos de este país.

Me da el titular justo en la última frase. Antes, la conversación con José Manuel Belmonte (Córdoba, 1964) ha transitado por la naturalidad de quien se siente satisfecho con su trabajo. La razón para entrevistar al escultor la tenemos a 700 kilómetros, en el Museo Pablo Gargallo de Zaragoza, ciudad a la que ha confiado buena parte de sus últimos trabajos en una exposición titulada La naturaleza del alma que se alargará hasta el 26 de junio.

La condición de ser mujer todavía  lastra las aspiraciones vitales de millones de personas y, lo que es peor, ocurre sólo por esa condición: haber nacido niña. Las razones que llevaron a la conmemoración reivindicativa del 8 de Marzo continúan vigentes en un planeta que en cuanto a desigualdad de género, no distingue entre primer y tercer mundo.