SATURDAY 09 DECEMBER 2017

Recuerdo aquel día en el que Manuel, un veterano militante del Partido Comunista, hablando de política, me repetía una y otra vez que “la derecha siempre nos quiere divididos”. Era su particular versión del ‘divide y vencerás’, una especie de mantra en su argumentario con el que explicaba todos los males que suceden en la orilla izquierda del mapa político.

Como os dije en el artículo pasado, esta campaña iba a dar grandes momentos y, por ahora, no está defraudando. Quizás lo más destacable hayan sido los debates a cuatro con los partidos que pueden llegar al Gobierno y el debate del bipartidismo, aunque el último tramo de campaña, está siendo eclipsado por el desagradable incidente que sufrió el presidente del Gobierno a manos de un familiar político lejano.

Muchos analistas dicen que las precampañas electorales empiezan el día después de la celebración de elecciones. Me encantaría fijarme en todo lo ocurrido desde el 21 de noviembre de 2011, pero la memoria y la rapidez con la que han sucedido muchos de los acontecimientos me llevan a centrarme en este último mes y en los partidos políticos con más peso a nivel nacional.

OPINIÓN. Yo no rezaré por París

Comenzaré este alegato por la vida diciendo que no me voy a sumar al hashtag #prayforParis y no lo voy a hacer porque no pienso supeditar la vida de personas y la barbarie ocurrida el pasado viernes a ningún Dios, porque es la única forma de contradecir a los terroristas.

OPINIÓN. Abusos, abusos y más abusos

El chanchulleo con el empleo y la contratación en la Junta de Andalucía parecía que estaba en stand by. Pues bien, el botón de encendido ya se apretó y de qué manera. ¿Los perjudicados? Los de siempre: arcas del estado autonómico, funcionarios de oposición a los que ningunea la Junta una y otra vez, el contribuyente porque se le vuelve a engañar, duplicando servicios y, por supuesto, el usuario porque se encuentra un personal desmotivado, en el mejor de los casos, o incompetente por falta de preparación. ¿Los beneficiarios? También los mismos de siempre: enchufados provenientes de todos los partidos, cierto y verdad que en su mayoría del PSOE.