FRIDAY 16 MARCH 2018

El pasado 26 de junio se volvieron a repetir las elecciones generales en España. Y si algo quedó claro es que los españoles no quieren experimentos y prefieren “lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

OPINIÓN. Brexit, el triunfo del egoismo

El triunfo del Brexit es una mala noticia para el proyecto europeo. Supone un retroceso en la construcción de una Europa más fuerte, a la que muchos aspiramos pese a los errores de los últimos tiempos. El resultado del referéndum británico es la constatación de que los populismos, sean del signo que sean, han estado siempre en contra del proyecto de la Unión Europea. Y el populismo y la otra cara de la misma moneda, el nacionalismo, siempre han sido la causa de los grandes males de este continente. Cuando el populismo y el nacionalismo han ido de la mano siempre nos ha ido mal en Europa. La historia del siglo pasado está ahí como aldabonazo a nuestra memoria.

OPINIÓN. Miedo: respeto

Cuando vemos a esos personajes autodenominados “activistas” desnudos hacer gestos obscenos ante instituciones eclesiásticas, o a las famosas “Femen” mostrar sus torsos ante cualquier institución oficial a los que no creemos que eso sirva para nada nos surge siempre la misma cuestión.

OPINIÓN. Reaccionemos ante el dolor

Hoy es el Día Internacional del Refugiado. Decenas de miles de sirios se encuentran en campamentos en la frontera de Europa. En unas condiciones infrahumanas sobreviven niños y niñas mientras que Europa mira hacia otro lado. España, por culpa del Gobierno de Mariano Rajoy, calla sumisa y otorga. Son 90.000 los menores no acompañados que han llegado a la UE en el último año, de los cuales hay 10.000 que están ilocalizables, huyendo de la guerra y del terror del Estado islámico.

OPINIÓN. Brexit

El miedo a la salida de la UE de Reino Unido parece haber llegado al debate político español en plena campaña electoral.

OPINIÓN. Los pósit de Mariano

Pasada la resaca del primer debate a cuatro entre los candidatos a Presidente de Gobierno, me quedan dos imágenes: el aburrimiento que me produjeron candidatos encorsetados guiados por un formalismo excesivo a la hora de dirigirse a los votantes, repitiendo una y otra vez el “y tú más” o “no hay gobierno por culpa de Podemos” y los pósit de Mariano repartidos estratégicamente por el atril.