TUESDAY 18 JULY 2017

El Eunuco, una obra interpretada por la Compañía Clásicos Contemporáneo y GNP Producciones, tras su éxito de público y de crítica en los teatros romanos de Itálica (Santiponce- Sevilla) y Baelo Claudia (Cádiz) el pasado verano, vuelve al ciclo de Teatros Romanos de Andalucía desde 19 hasta el 22 de julio de 2017, en el teatro romano de Málaga.

La muestra Dalí y Don Quijote, obra gráfica se instala en la cuidad malagueña de Alhaurín el Grande durante el verano: la exposición se puede ver hasta el 30 de agosto. La colección compuesta por 32 obras gráficas y una suite de grabados dedicada a la historia del personaje cervantino, podrá visitarse en la  sala de exposiciones de la biblioteca municipal.

La Sala de Exposiciones de Caixa Forum en Sevilla acoge hasta el 15 de octubre de 2017 la exposición del genial pintor Sorolla titulada Un jardín para pintar, comisariada por Consuelo Luca de Tena. Los cuadros que realizara el pintor valenciano bajo inspiración en los jardines andaluces incluían, como paso previo, diseñar su propio jardín para posteriormente inmortalizarlos en sus cuadros. 

La Compañia de Danza  Gsus Villaú clausurará los próximos días 14 y 15 de julio el Festival Internacional de Danza Italica 2017 en Sevilla. La compañía de danza urbana presenta, Ethnicity  que tiene como punto de partida general el origen y las influencias culturales que nos han llevado hasta lo que hoy día es la danza y la cultura urbana.

La Diputación de Córdoba retoma el ciclo ‘Noches de Música y Cine’ en la provincia con cinco citas programadas del 14 al 23 de julio en los que la Orquesta de Córdoba interpretará una selección de las mejores bandas sonoras de la historia del cine y la televisión en un espectáculo que, además, incluye imágenes y en el que también participa, como voz conductora, la actriz cordobesa Susana Córdoba.

ETNOSUR 2017. Más allá de la música

Uno de los objetivos con los que nació el Festival Etnosur, hace más de 20 años en Alacalá la Real, fue crear un punto de encuentro entre culturas que fuera más allá de la música, o como explicar su director, Pedro Melguizo, “un festival con música, no de música”. Año tras año la convivencia etnosureña ha ido creciendo con nuevas actividades y posibilidades para el deleite de sus participantes, todas gratuitas, hasta configurar un programa amplio, diverso, dinámico y dirigido a todas las edades.