“En la ciudad de Cádiz…” La lectura del fallo del jurado del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavaleras marca la frontera entre los dos mundos del carnaval: el del Teatro Falla y el de la calle. Las alegrías y tristezas de la clasificación final en chirigotas, comparsas, coros y cuartetos despuntan a las claritas del sábado de carnaval, a partir de ese momento la toma de la ciudad por parte de los disfraces repite cada año como el gran premio ganado por los gaditanos.

carnaval calleEl carnaval de Cádiz hace tiempo que no pertenece en exclusiva a sus habitantes. Por suerte para el resto del mundo. Las coplas, encerradas durante más de un mes en el Falla, callejean por plazas y rincones del casco antiguo gaditano. El barrio de la Viña, engalanado para la ocasión, es parte esencial de esta fiesta, pero no menos que el resto del Cádiz histórico.

Las primeras horas del carnaval de la calle aguardan alrededor del Pregón. La plaza de San Antonio se pintará este año con el surrealismo propio de Pablo Carbonell, polifacético artista elegido por el Ayuntamiento para pregonar las fiestas. Los pregones, lejos de monólogos tediosos, suelen ser en los últimos años espectáculos por todo lo alto. Están las vivencias carnavaleras del pregonero, por supuesto, y sus recuerdos y su forma de vivirlo, si bien el acompañamiento musical del que se rodean, quiénes y qué se cantará sobre el escenario, es lo que mantiene en vilo hasta el final a los asistentes. Pablo Carbonell en su ciudad natal, argumento de sobra para estar el sábado en Cádiz.

La noche del sábado de carnaval es larga en Cádiz, pero domingo acaba llegando. No es mala noticia para una ciudad que pronta se echa a la calle –si es que la ha abandonado- para disfrutar del primer carrusel de coros del año, otro de los momentos más preciados por quienes conocen el carnaval gaditano por primera vez. Los coros –aparte de “mucha gente” como cantaba la chirigota del Yuyu- son el colorido y ambiente perfecto para ese mediodía soleado del domingo de carnaval con el que todo el mundo sueña. Estamos junto al mercado de abastos, en la Plaza de las Flores, epicentro de un carrusel con varios itinerarios.

carrusel de coros (ecoviajes)

Carrusel de Coros. Foto: ecoviajes

Por la tarde, la gran cabalgata cerrará en Puertas de Tierra el domingo de carnaval, que tiene su continuidad al día siguiente, fiesta local en la ciudad o lo que es lo mismo horas extras para seguir disfrutando de disfraces, coplillas y gastronomía en diferentes puntos de Cádiz como la Peña La Estrella, en la plaza de la Condelaria, o el concurso de la Plaza de San Agustín.

El ambiente se relaja a partir del martes, en realidad coge fuerzas para afrontar el segundo fin de semana del carnaval con energía renovada. Por delante quedan un nuevo carrusel de coros el viernes de carnaval (en Loreto), la panizá del Sábado de Piñata y el carrusel por la Viña y la toritillá y el frito variado del Domingo de Piñata, aparte de numerosos concursos de coplas por diferentes peñas y escenarios de la ciudad.

Ahí acaba (domingo 14 de febrero) la esencia del Carnaval de Cádiz, aunque los jartibles pondrán el epílogo el segundo fin de semana de Cuaresma (20-21 de febrero), cuando las agrupaciones –ahora sí que sí- brindan su último pase por las callejuelas de Cádiz.

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.