El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en la provincia de Almería, esconde grandes secretos que merece la pena descubrir. Uno de ellos es el cielo con sus impresionantes amaneceres y atardeceres, llenos de color y sensaciones que hacen sentirse bajo el cielo del paraíso.

El Faro Cabo Gata es uno de esos lugares, emblemático faro que recibe miles de visitas cada año para contemplar el cielo, desde este punto histórico de obligada visita donde se puede contemplar una de las puestas de sol más bellas del mundo.. El faro está cercano a la enorme playa de las Salinas y cuenta con otras pequeñas calas a su alrededor, por lo que es una buena opción completar la visita disfrutando de cielos espectaculares, en un entorno impresionante.

untitled

Para llegar al faro debemos tomar la carretera Al-3115 , esta carretera que sale de la barriada de Cabo de Gata recorre la gran recta que transcurre entre la playa y Las Salinas, sin abandonar esta vía, pasada la barriada de La Fabriquilla, la carretera sube hacia el cerro, este tramo final del camino es estrecho y sinuoso, hay trozos angostos en que sólo puede pasar un coche, pero no son más que dos o tres kilómetros. En verano se pueden formar atascos en este tramo de carretera debido a la afluencia de visitantes, si alguna auto caravana decide pasar este tramo de carretera el atasco puede ser considerable hasta que se organicen todos los vehículos para dejar pasar la caravana.

cabo_gata_monsul2-big

 

A pocos metros antes de llegar al faro, a mano derecha, está la playa del Corralete, se accede a ella por un camino de unos 100 metros y con algún desnivel. La playa es agradable para el baño y ofrece una vista espléndida del faro sobreelevado sobre la Punta del Cuchillo. Desde este punto sale un camino para visitar Cala Rajá y el arrecife del dedo.

Sin duda una escapada sensacional para entrar en contacto directo con la naturaleza y sentirse como en el paraíso.