El Teatro Cervantes de Málaga asiste al reencuentro de la cantante valenciana con su música más creativa e íntima, sensual y sincera. Bebe está de vuelta, retoma las riendas de su carrera con Cambio de piel, una colección de nuevas composiciones grabadas con el apoyo de Carlos Jean .

El guitarra Javier Pedreira, el bajista Jacob Reguilón, el teclista Josué Santos y el batería Carlos Sánchez la acompañarán en un concierto en el que sonarán las canciones de Cambio de piel y se repasarán los éxitos de sus álbumes anteriores. El domingo, a partir de las 19 horas, Bebe alternará temas de Cambio de piel como su nuevo single, ‘Respirar’, o ‘Que llueva’ con canciones emblemáticas como ‘Ella’, ‘Malo’, ‘Siempre me quedará’, ‘Me fui’ o ‘K.I.E.R.E.M.E.’ en un recital que mantendrá durante casi dos horas encendidas las luces del teatro malagueño. 

BEBE_WARNER_Cambio_de_Piel_Promo_260615_FOTO2_74246

Bebe, en una imagen de su nuevo disco

 

El cuarto álbum de la cantante y actriz nacida en Valencia y crecida en Extremadura recoge cuatro años de vivencias, ordenando su vida, escribiendo y componiendo para ofrecernos la mejor colección de canciones imaginables. El trabajo mano a mano con Carlos Jean la ha llevado a grabar un disco muy personal, fruto de múltiples experiencias, en el que la poesía de la vida se da cita con su voz, y que refleja un sonido y una expresividad marca de la casa.

Carlos Jean, productor de sus dos primeros discos, Pafuera telarañas (2004) e Y (2009), ha sido el traductor perfecto de lo que Bebe quería plasmar en su nuevo disco. Cambio de piel es una colección de títulos autobiográficos y muy personales, canciones muy hondas, unas introspectivas, a veces tremendamente desgarradas, y otras optimistas y felices. En casi todas ellas destaca la omnipresencia del piano.

Las canciones de Cambio de piel describen cada momento de la vida de la artista: sentimientos, relaciones con personas cercanas, amores, desamores y, también, cómo no, su hija Candela. Bebe describe así ese pequeño ‘strip-tease’ emocional: “Es muy terapéutico para mí poder hacer eso, expresarme de esta manera es curativo, pero expulsar todos esos sentimientos también es muy hermoso».