Hay fechas en la Historia de España que convendría no olvidar nunca. Sobre todo, si eres aficionado a juegos de mesa como el Trivial o aspiras a ser concursante televisivo. Una de esas fechas es 1212. Año de la Batalla de las Navas de Tolosa, un ‘momentazo’ de la historia de este país que tiene su museo y hasta su ruta senderista.

vistas desde el museoEn la provincia de Jaén, en el actual término municipal de Santa Elena, cristianos y musulmanes libraron una de esas batallas que entraron en la historia por la puerta grande. La contienda de las Navas de Tolosa dejó expedito el camino de la Reconquista para Castilla, que en aquellas tierras al sur de Despeñaperros quiso contar con la ayuda del resto de reinos cristianos peninsulares para recuperar la iniciativa militar perdida en la batalla de Alarcos (1195).

Como todo episodio culmen que se precie de nuestra historia, aquella batalla medieval despierta de unos años a esta parte un cierto interés turístico. El epicentro es el espacio museístico dedicado a los acontecimientos históricos que rodearon el enfrentamiento de las Navas de Tolosa.

interior museo

En las salas del museo abierto por la Diputación de Jaén en 2009, se exhibe a través de múltiples audiovisuales y modernas escenografías de época, todos los aspectos más interesantes de aquella batalla: desde las caravanas de contingentes, hasta los campamentos de ambos ejércitos, pasando por una reproducción de armas e indumentarias.

Cada domingo, entre los meses de octubre y mayo, desde el museo parte una ruta de senderismo por lo que fue el campo de batalla. A pie, y durante una marcha de tres horas aproximadamente, la narración del guía explica cómo fueron los movimientos y la estrategia seguida por las tropas cristianas para derrotar a los almohades en territorio de un Al-Andalus que ya empezaba a dar serias muestras de descomposición política interna.

ruta senderista navas de tolosa

A vueltas de las fiestas navideñas, un viaje en la historia hasta la Batalla de las Navas de Tolosa sirve para oxigenar el cuerpo después de tantas y tantas comidas, salgamos al campo en busca de disfrutar de nuestra historia mientras cogemos aire entre los olivares jiennenses.

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.