Es cierto que la manzanilla de la D.O de Sanlúcar pasa por ser la reina de las ferias de buena parte de Andalucía, eso sí, fuera de ellas no es habitual encontrar en tan coloridos y festivos acontecimentos a la verdadera joya de la corona sanluqueña: la Barbiana Magnum.  

BARBIANA MAGNUM en rama y en solera

Este nectar de los dioses procede de una de las bodegas más antiguas del marco de Jerez: la Delgado Zuleta, que elabora vinos fortificados desde 1744.  La manzanilla que nos enloquece procede de una selección de botas de manzanilla con más de 14 años de vejez que lo hacen un vino limpio, con intensidad de aromas muy alta y compleja. Su sabor es seco, con una acidez muy equilibrada y agradable, con sabores muy similares a los aromas, frutales, frutos secos y mar. Ideal para acompañar el picoteo, las tapas y hasta una buena comida de mantel y servilleta si se presenta.

Un vino de categoría donde se deja ver la tradición y el saber de siglos de experiencia en la Bodega Delgado Zuleta.