El Junta de Andalucía ha acordado sancionar con 1,58 millones de euros a Banco Mare Nostrum por introducir cláusulas abusivas en contratos de préstamos hipotecarios y por incumplimiento de la información de prestación de servicio. El procedimiento sancionador se inició en 2016, tras la recepción de 356 denuncias de particulares, que fueron tramitadas en el marco de una campaña de control de la Inspección de Consumo, por la inclusión de ‘cláusulas suelo’ en las escrituras.

La sanción incluye 700.000 euros por infracciones muy graves contra la legislación vigente de defensa de los consumidores y, además, el comiso del beneficio ilícito obtenido, cuantificado en casi 886.000 euros.

De acuerdo con la normativa vigente, se consideran cláusulas abusivas aquellas que causan un desequilibrio en la posición entre el consumidor y el empresario, reservando a este facultades para interpretar, modificar o resolver unilateralmente el contrato. Imponen garantías desproporcionadas al riesgo asumido y, entre otros aspectos, establecen la renuncia del prestatario al derecho a la notificación en caso de cesión del préstamo. Esta práctica conlleva una sanción de 350.000 euros.

De igual importe es la multa por incumplir el deber de información de prestación de servicio y, concretamente, sobre las ‘cláusulas suelo’. Estas se introducen en los contratos de préstamo hipotecario a interés variable (fundamentalmente euríbor) y prevén que, aunque el tipo se sitúe por debajo de un determinado umbral (suelo) establecido en la propia hipoteca, la persona consumidora seguirá abonando lo correspondiente a ese umbral y no la cantidad equivalente a la bajada del euríbor.

Para la fijación de las cuantías, el Gobierno andaluz ha tenido en cuenta como circunstancias agravantes el perjuicio causado a los consumidores, valorable en más de 50.000 euros, y la reiteración, toda vez que la entidad ya había sido sancionada en firme en los dos años anteriores por otras infracciones tipificadas en la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía.

Para Facua, “multa irrisoria”

Las reacciones no se han hecho esperar. Facua Andalucía ha sido una de las primera voces en reaccionar para calificar de “irrisoria” la multa de 1,58 millones de euros impuesta por la Junta a Banco Mare Nostrum, una de las 20 entidades denunciadas por la federación de consumidores ante la autoridad de consumo autonómica en 2013 por el macrofraude de las cláusulas suelo.

Se trata de la primera sanción que da a conocer el Gobierno andaluz contra la banca por esta cláusula abusiva y cuya reducida cuantía “no representa precisamente un acicate para frenar los fraudes y potenciar que las entidades devuelvan el dinero cobrado ilícitamente durante años sin obligar a los usuarios a que acudan a los tribunales”, ha criticado Sánchez.

La autoridad de protección al consumidor de la Junta, que en esta legislatura depende de la Consejería de Salud, abrió en su día expediente sancionador como consecuencia de las denuncias presentadas por Facua Andalucía hace ya cuatro años, a los que sumó las reclamaciones presentadas por cientos de usuarios en toda la comunidad.

“Es lamentable que el Gobierno andaluz haya tardado cuatro años en reaccionar ante un fraude de decenas de miles de millones y finalmente imponga multas cuya ridícula cuantía representa una invitación a la banca a no devolver el dinero a los hipotecados y continuar defraudando, denuncia el portavoz de Facua. Las políticas de consumo del Gobierno andaluz parecen más orientadas en proteger los intereses de los banqueros y el resto de grandes empresarios que a defender a los consumidores de los fraudes masivos que cometen, ha señalado Sánchez.

La Dirección General de Consumo ha recibido en lo que va de año 11.639 reclamaciones y ha atendido 27.258 consultas a través del servicio multicanal Consumo Responde. El sector bancario aglutina 1.195 de las primeras (un 10,27%) y 1.995 de las segundas (7,31%).

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.