El fotógrafo sevillano Pablo Balbontín regresa a su ciudad para presentar en CICUS la exposición Media hora, un recorrido por clubs de carretera de toda España con fotografías tomadas al mediodía, sin luces de neón, cuando el paisaje de la sordidez de la explotación sexual es más evidente.