SATURDAY 27 JANUARY 2018

Archivos de Autor: PABLO CAMBRONERO

Sobre PABLO CAMBRONERO

PABLO CAMBRONERO

Licenciado en Derecho que trabaja en el ámbito policial. Mi afición desde los siete años es escribir sobre cualquier tema que me ronde. Colaborador de Expreso del Sur.

PABLO CAMBRONERO

OPINIÓN. Policía sindicado

El sindicalismo español ha pasado de ser un instrumento garantizador de derechos laborales a convertirse en grandes plataformas de servicios para el sindicado.

OPINIÓN. Terrorismo ecológico

Mega huracanes, terremotos, volcanes en erupción, incendios,  maremotos, tsunamis, subidas de temperaturas, ausencia de lluvias, inundaciones por desbordamientos y temporales que en media hora colapsan cualquier canalización que el ser humano ha construido para controlar la naturaleza. Este es el panorama natural que comienza a imponerse en la “zona tranquila” de nuestro planeta, y ser apocalíptico se ha convertido en una obligación responsable.

OPINIÓN. Mentiras arriesgadas

Cuando un atentado terrorista repugna, genera temor y provoca una reacción ciudadana de condena manchada por vetustos, hastiantes, injustificados e injustificables actos de utilización política, al menos se podría esperar una reacción respetuosa de las instituciones que representan a todos los que habitan aquel espacio, pero en Cataluña es mucho pedir.

OPINIÓN. Los Remedios en Tablada

En Sevilla el recinto ferial se incrusta en la ciudad como un triste descampado colonizado por el botellón durante los 10 meses en que no tiene un uso real. El aspecto descuidado, con escasa iluminación y acerado en mal estado cumple además de una función de albergar la feria de abril, la de separación entre la tradicional zona militar de Tablada y el final del barrio de los Remedios.

OPINIÓN. Árboles peligrosos, árboles ausentes

Parece que en los últimos tiempos los árboles han decidido inmolarse dejando caer sus pesadas ramas o incluso morir desplomados aplastando a todo lo que se halle bajo su sombra.

OPINIÓN. Playas prefabricadas.

Las playas de Cádiz, junto a las de Huelva, receptoras del éxodo estacional sevillano, mueren y renacen de forma periódica y por causas naturales y no tan naturales.