La primera celebración del 8 de Marzo queda lejos, más de cien años de avances sociales y culturales en favor de la mujer y, sin embargo, estamos ante la obligación de seguir reivindicando igualdad. En nuestro país, los sesgos de género lejos de aminorarse, han recuperado su fuerza en cuanto las políticas públicas en estos últimos años del gobierno del Partido Popular han bajado la guardia.