SUNDAY 04 MARCH 2018

Archivos de Autor: ALICIA GALISTEO

Sobre ALICIA GALISTEO

ALICIA GALISTEO

Politóloga. Cursando el Máster de Comunicación, Sociedad, Cultura y Política. Colaboradora de Expreso del Sur

ALICIA GALISTEO

CARNAVAL. La poesía de febrero

El final de este mes está a la vuelta de la esquina y  los andaluces lo despedimos celebrando nuestra autonomía y disfrutando de la fiesta por antonomasia de nuestra Andalucía: la del Carnaval, la que colorea las caras, la que disfraza las almas, afina nuestra libertad de expresión para dejar atrás la obediencia y lo políticamente correcto y nos sacan una sonrisa con la ironía y el sarcasmo.

OPINIÓN. Follow the leader

Allá por el año 1998, todo el mundo COREAba la canción que da título a este texto, en bodas, bautizos y comuniones, era la canción que indicaba que la conga debía comenzar o que debías dejar la barra libre si no distinguías entre izquierda y derecha.

OPINIÓN. La imposición del trilingüismo

La entrada a la Unión Europea en 1986 supuso para España adaptarse a un mundo nuevo, en el que los españoles debíamos inyectarnos en vena ese espíritu europeo, moderno, para sentirnos ciudadanos de un lugar llamado mundo, sin fronteras y con la ilusión de un progreso infinito tras la caída del muro de Berlín.

OPINIÓN. ¡Ahí va la ostia, Patxi!

Cuando el ambiente político y comunicativo empezaba a calmarse tras un otoño movidito, cuando las noticias políticas estaban viviendo su propia “cuesta de Enero”, aparece Patxi López presentando su candidatura a la secretaría general del PSOE.

OPINIÓN. El renacer de la historia no aprendida

Ahora que tocamos con la punta de los dedos 2017 y tras superar el cuñadismo y los vídeos de Álvaro Ojeda de Nochebuena y Navidad, afrontamos el cambio de año y lo hacemos desde la visión de que un ciclo ha terminado y que empieza otro nuevo.

OPINIÓN. Siéntete inferior, siéntete mujer

En unos días todas las instituciones, asociaciones y demás organismos del Estado se vestirán de morado para recordar que en nuestro país ser mujer conlleva que algunos hombres crean que tienen derecho a decidir cuándo quieres morir, cuándo quieres ser atacada por la espalda, cuándo quieres vivir con miedo o cuándo quieres morir carbonizada.