El nuevo proyecto de apoyo a los artesanos se enmarca dentro de las generosas iniciativas que el financiero y filántropo norteamericano Richard H. Driehaus lleva a cabo en España para promover la protección del Patrimonio arquitectónico. Los Premios de las Artes de la Construcción nacen con la intención de recuperar oficios al borde de la extinción y reconocen la contribución de los galardonados a la creación y mantenimiento de nuestro Patrimonio arquitectónico ya que, sin ellos estaría condenado al olvido.

Los galardones han sido concedidos a cuatro artesanos de diferentes disciplinas a los que se les premia con 10.000 euros cada uno. En la categoría de forja, los hermanos Garrido Rus han conquistado al jurado con sus trabajos en hierro que realizan en su taller de Úbeda. Además, han destacado por su compromiso de promover la artesanía local y colaborar con su Ayuntamiento en la creación de la marca de calidad ubetense declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad. Entre sus trabajos se encuentra, la forja y restauración de verjas y rejas de estilo gótico y renacentista.

Los hermanos ubetenses Blanco Ubalde han sido premiados por su trabajo del esparto. Digno de mención resulta su esfuerzo por recuperar, también desde Úbeda, los productos fabricados con esta fibra vegetal biodegradable. La recolección del esparto permite a la planta fortalecerse y seguir reproduciéndose, lo que le otorga un elevado valor medioambiental. Esta característica le otorga un elevado valor medioambiental y la posiciona como una de soluciones que se proponen internacionalmente para las zonas afectadas por la desertización.

Otro de los galardones ha recaído en Carlos Martín, uno de los más reconocidos maestros bovederos del mundo. Su destreza le ha llevado a colaborar con prestigiosos arquitectos, como Sir Norman Foster. Además, entre sus trabajos sobresale la reconstrucción de bóvedas y cúpulas de edificios históricos de Alcalá de Henares.

Por último, en la categoría de madera se alza como ganador el maestro Manuel Navarrete. Su trabajo no refleja el de un carpintero al uso, ya que desde su taller de Torrelavega en Cantabria realiza maquinaria en madera. Entre sus obras se distinguen los trabajos de restauración en el Seminario Mayor de la Universidad Pontificia de Comillas.

Además, estos premios tienen la particularidad de seleccionar a un aprendiz y becarle con 8.000 euros para apoyar la transmisión de estos conocimientos. En este caso, el elegido para instruir al aprendiz es Manuel Navarrete que recibirá 10.000 euros más para enseñar al aprendiz.