El Centro de Arte Rafael Botí ha incorporado seis nuevas pinturas a la exposición permanente del insigne artista cordobés gracias a la donación que la familia del pintor ha realizado a la Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí, dependiente de la institución provincial.

Así, ya cuelgan en las paredes del centro El árbol blanco, El árbol rosa, El aparador, Bodegón de la botella, Interior campensino y Alcornocales en la sierra de Córdoba, obra que en palabras del hijo del artista, Rafael Botí, “es la mejor para mí y para muchos críticos”. Estas obras se añaden a la colección conformada por un total de 18 pinturas.

Familiares de Rafael Botí observan ‘Alcornocales en la sierra de Córdoba’ junto a la diputada de Cultura

La presidenta de la Fundación de Artes Plásticas, Marisa Ruz, ha señalado que “mantener la memoria de Rafael Botí y contribuir a la difusión de su obra ha sido un empeño de la Fundación, la Diputación y la familia. Con esta nueva donación se amplía la colección pública de este autor y se suma a las que viene haciendo la familia desde hace más de 20 años. Es un gran acto de generosidad, que viene a incrementar el valor patrimonial de la Diputación y de toda la provincia”.

“Es nuestro pintor de los paisajes, pero también de su mundo interior, de su experiencia estética, que llenó sus maestros de Julio Romero, de Vázquez Díaz y esas referencias las llevó a sus obras”, ha agregado la también delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba.

La exposición podrá visitarse en el Centro Botí, sito en la calle Manríquez, 5, de martes a sábado de 10 a 20:30 horas, y domingos y festivos, de 10 a 14 horas.

EXPRESO DEL SUR

Viajas en un tren hecho con cachitos de Andalucía