La restauración de las armaduras del Palacio de Miguel Mañara y del Palacio de Altamira en Sevilla o las del Museo Picasso y Museo Thyssen de Málaga, entre otras, permite al arquitecto Enrique Nuere ser reconocido con el Premio Internacional de Arquitectura Rafael Manzano, dotado con 50.000€. 

expreso-del-sur-palacio-altamira

Artesonado restaurado del Palacio de Altamira, en Sevilla.

El arquitecto valenciano se alza con el galardón por su aportación a la arquitectura tradicional a través de sus obras de artesonado, conocido como mudéjar, y por el descifrado de las reglas geométricas originales plasmadas en los manuscritos de la carpintería del siglo XVII. Con ello, Nuere ha recuperado un oficio olvidado en el siglo XVIII, los carpinteros de lo blanco.

Estos trabajadores crearon durante siglos algunas de las más bellas y reconocidas joyas arquitectónicas de nuestro país. Tras perderse la tradición del oficio, Nuere decidió estudiar los tratados de la profesión y descifró en los años 80 los principios geométricos que permiten elaborar estos complejos artesonados, hasta entonces, un enigma. El arquitecto valenciano ha dedicado su carrera a la restauración monumental, la enseñanza del oficio y a escribir numerosos libros y artículos.

expreso-del-sur-museo-thyssen

Parte del artesonado recuperado en el Museo Thyssen de Málaga.

Una de las principales obras de Nuere, por la que se le otorga el galardón, se refleja en el artesonado del Palacio de Miguel Mañara, propiedad de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. También, en la armadura del paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, Sevilla los nuevos techos de las galerías del Patio del Alcázar de Toledo y las armaduras del Museo Picasso y el Museo Thyssen, ambos en Málaga, entre otras. Su trabajo también podemos encontrarlo en mansiones particulares, como es el caso del artesonado de la casa de Julio Iglesias en Marbella.

En opinión de Rafael Manzano, arquitecto gaditano que da nombre al premio, “Nuere es un dibujante excepcional, que ha sabido penetrar los misterios, tanto de los manuscritos, como de “La Carpintería de lo Blanco”, que desvela crípticamente los secretos de este oficio”.

Premio con la mayor dotación de España

La creación del Premio Rafael Manzano, el de mayor dotación de España, ha sido posible gracias a la generosidad del filántropo norteamericano, Richard H. Driehaus, elegido por la revista Barron’s como uno de los 25 financieros más influyentes de siglo XX y un enamorado del patrimonio arquitectónico español a raíz de conocer la obra del arquitecto gaditano Rafael Manzano, con quien colabora para recuperar rincones olvidados de nuestra geografía.