2015 fue un año de récord para la agricultura ecológica andaluza. La dinámica de crecimiento del sector lejos de aminorarse, ha recibido un nuevo impulso consecuencia de la transición que cada día más productores y consumidores hacen hacia los principios de la alimentación ecológica.

El techo para la agricultura y la ganadería ecológica aún no se intuye en el horizonte. La realidad habla de consolidación e incremento continuo de todos los datos. De hecho, hasta el mes de noviembre (últimas cifras definitivas facilitadas por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía), el número de operadores ecológicos andaluces se acercaba a los 14.200, con 1.481 actividades industriales ecológicas para toda la comunidad.

viña ecológica Robles

Viña ecológica de Bodegas Robles, en Montilla-Moriles

Sirvan como ejemplo del ascenso de la economía ecológica entre el sector primario andaluz, un par de apuntes. El número de hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica asciende a 957.600, lo que representa un 12,20% de superficie más que el año anterior. Para la ganadería, la tendencia al alza es más potente: un 31,95% más con respecto a 2014 con un total de 660.872 cabezas de ganado y colmenas ecológicas.

En el campo, con estos datos en la mano, la producción ecológica adquiere mayor protagonismo, sin embargo la dificultad experimentada por muchos consumidores para acceder al mercado de los productos ecológicos se mantiene. Este arranque del nuevo año nos deja el lanzamiento de una plataforma preocupada en eliminar esa complejidad a la hora de conectar productores y consumidores responsables. Se trata del proyecto ThinkingBiotiful, una iniciativa de la firma bioQualis –netamente andaluza, creada en 2014-, pensada para contribuir a la comercialización del sector ecológico andaluz en un momento en el que la incipiente recuperación económica revela un mayor consumo de estos productos.

Entre los productos disponibles en www.thinkingbiotiful.com se encuentran productos que pretenden satisfacer a nivel sensorial y espiritual: chocolates y dulces, alimentos para bebés, miel y aceite, embutidos, vinos, licores o bebidas alcohólicas como la ginebra, así como referencias ecológicas para vegetarianos o celíacos. Un conjunto de productos con un plus de valor añadido desde el punto de vista ambiental y social. Detrás de bioQualis encontramos un grupo profesional asociado en torno a la producción ecológica y el desarrollo sostenible, al frente del equipo su directora, Arantxa Eslava.

Arantxa

Arantxa Eslava, directora de bioQualis

PREGUNTA (P). ¿Dónde cree que está la clave para el despegue definitivo de la agricultura ecológica? ¿La responsabilidad la tiene el consumidor o el productor?

RESPUESTA (R). La clave es facilitar el acceso de los consumidores a los productos. En España se ha alcanzado un gran nivel en producción de alimentos ecológicos. No obstante, no se ha logrado avanzar de forma proporcional en la comercialización y la distribución. Hacen falta operadores con capacidad de gestión empresarial, conocimiento del funcionamiento de los mercados y las demandas de los diferentes tipos de consumidores.

(P). ¿Tiene cabida asociar las ideas de producción agrícola y respeto por el entorno natural en un mercado donde prima la rentabilidad económica?

(R). El continuo crecimiento del consumo, no sólo a nivel internacional, sino también en España, demuestra que la sociedad es cada vez más consciente de los beneficios de la alimentación ecológica para la salud de las personas y la del planeta. Ya nadie duda por ejemplo, de la evidencia del cambio climático o de la importancia de una dieta equilibrada. La crisis que hemos vivido en estos últimos años, nos ha influenciado para ser más responsables y solidarios. Aún queda mucho por hacer, pero el futuro es ecológico o no será.

(P). ¿Cómo puede un productor ecológico formar parte de la plataforma ThinkingBiotiful?

(R). Además de cumplir con los principios y requisitos de la producción ecológica, los productores o elaboradores son seleccionados por la calidad diferenciada de sus productos, con atributos especiales por su elaboración artesanal, su cuidada presentación y sus valores sociales o empresariales. Que son bellos por dentro y por fuera. A sus características organolepticas suman cualidades que nos satisfacen a nivel sensorial y espiritual.

(P). ¿Qué actividades tiene en agenda para promocionar la plataforma?

(R). Hemos diseñado un plan de marketing basado en tres pilares: Diferenciación, posicionamiento y networking. Como comentaba anteriormente, ofrecemos productos con  un valor diferencial y esto requiere un esfuerzo en comunicación que implementamos a través de nuestro blog, la participación en eventos, foros y siendo muy activos en las redes sociales. También, organizamos catas, degustaciones y presentaciones de nuestros productos con el apoyo de blogueros y cocineros.

“Aún queda mucho por hacer, pero el futuro

es ecológico o no será”

 

(P). -¿El objetivo es vender también fuera de España?

(R). En esta primera etapa nuestro objetivo es el mercado interno, pero también estamos respondiendo a oportunidades de ámbito internacional y colaborando con profesionales especializados en exportación.

(P). -Describa el proyecto bioQualis

(R). BioQualis se constituye para apoyar a las empresas con servicios y soluciones que les facilitan su incorporación y desarrollo en el sector ecológico, con proyectos innovadores, mejorando su capacidad de gestión y aplicando estrategias que les permitan aprovechar las posibilidades que se derivan de nuevos canales comerciales, pero también los formatos comerciales tradicionales, las tiendas especializadas, la distribución organizada, la hostelería y la restauración.

SALVA LORIGUILLO

Redactor. Aprendiendo de Andalucía.