Música fronteriza, rock and roll en estado puro, fresco, libre de etiquetas y con mucho feeling. Así es el rock de un joven de 25 años llamado Ángel Stanich, santanderino de cabellera y barba descuidada con un talento bestial para conseguir transmitir mil y una emociones en sus canciones. Málaga es su próxima parada, este sábado en la Cochera Cabaret.

10993951_891806037538998_5525246813893660441_n

En su mochila trae los recuerdos de sus más de 200 actuaciones con el demoledor sonido en directo de su Stanich Band por los más importantes festivales y salas de España. Llega a Málaga con los temas de su primer disco, Camino Ácido, un disco producido por Javier Vielva (Corizonas /Arizona Baby) al que siguieron el EP Cuatro truenos cayeron y un single digital regalo de Navidad para la creciente lista de admiradores de su música.

Stanich es un músico al margen. Aunque algunos le buscan parecidos a otros artistas, lo cierto es que estamos, seguramente, ante uno de los músicos mas singulares que este país ha dado en años. No, no se parece a nada circundante y es dueño de una de esas voces únicas que horripila o seduce.

angelstanich

Lo encuentras bajo la etiqueta de artista musical atípico, recluso centrado en su bohemia y sus canciones. No va de nada. Al contrario. Pasa del rollo mediático. No hace promoción de su trabajo ni de sus contados conciertos. Ha costado lo suyo que montara su Facebook oficial… y la web. Hasta la fecha no se le conocen entrevistas, pero su música y su figura inspiran muchísima atracción.

Escurridizo, políticamente incorrecto, misterioso, son algunos de los calificativos mediáticos que genera por culpa de su actitud y de su único trabajo, un álbum que en su pagina web califican como indie. Camino ácido, repleto de influencias deslumbrantes por las que discurre un desbordante e inusual ingenio arropado de mordacidad certera y una hondura emocional, se convierte en todo un feliz hallazgo. Y, mientras el mundo se entera, Stanich, sin prisa, a su manera, deja gente fuera en sus conciertos por falta de entradas o grandes emociones cunando suena de Metralleta Joe, su canción más emblemática. Ahora solo te queda verlo en directo y comprar su disco, no te arrepentirás.