El prestigioso cocinero jerezano Ángel León ha ofrecido en las instalaciones del Espacio de Creación Contemporánea de Cádiz una master class en apoyo a la plantilla y el alumnado de la Escuela de Hostelería de la capital gaditana, que lleva casi tres años sin impartir clases.

expreso del sur master class angel leon

‘Master class’ de Ángel León en el hall del ECCO de Cádiz FOTO: Ayto. de Cádiz

Bajo la organización del Ayuntamiento de Cádiz, el jefe de cocina del restaurante Aponiente ha explicado que accedió a impartir esta lección magistral tras la petición de colaboración por parte del alcalde gaditano, José María González. “Yo no estoy en contra de nadie, yo soy un simple cocinero y lo único que quiero es estar en septiembre en la inauguración de un nuevo curso de la Escuela”. En este punto, León se ha comprometido a dar la copa de inauguración de un nuevo curso del centro formativo gaditano, si finalmente el centro abre de nuevo sus puertas tras el verano, según ha comunicado el ayuntamiento gaditano mediante nota de prensa.

expreso del sur angel leon

Ángel León se dirige al público FOTO: Ayto. de Cádiz

El chef, que acumula dos Estrellas Michelín, tres Soles Repsol, un premio nacional de gastronomía y multitud de reconocimientos nacionales e internacionales comenzó su lección magistral recordando su adolescencia y sus inicios en el mundo gastronómico. Durante la master class ha ofrecido a los asistentes plancton del mar “para que comprobéis cómo sabe el mar”.  

Este acto, en palabras del alcalde gaditano, debe servir “para gritar que necesitamos que nuestra Escuela de Hostelería vuelva a funcionar”. “Con la voz y con las manos de Ángel León, ese grito es hoy más fuerte todavía”, ha asegurado.

Tras la muestra de apoyo del cocinero andaluz, se esconde la dramática situación de la Escuela de Hostelería de Cádiz. El centro, dependiente de la Junta de Andalucía, cerró sus puertas a mitad del curso 2013/14, dejando de la noche a la mañana sin clases al alumnado inscrito aquel curso. Quienes cursaban el primer curso, se quedaron solo con cuatro meses y medio de formación, pero la situación más esperpéntica se la llevaron los estudiantes de segundo curso, pues se quedaron a las puertas de conseguir el título oficial de la Escuela. En el momento del cierre, la Junta adeudaba al profesorado la nómina de ocho meses.

Desde su cierre, las movilizaciones y actos de protesta tanto de los estudiantes como de la plantilla han sido permanentes. La Junta de Andalucía dio como solución el otoño pasado la incorporación de la Escuela de Hostelería de Cádiz –junto a los nueve consorcios escuelas andaluces- al Servicio Andaluz de Empleo, lo que permitió a los trabajadores pasar a ser personal adscrito a la Junta de Andalucía. En cuanto a los alumnos, el gobierno autonómico aún no se ha pronunciado sobre cuándo se retomarán las clases.